[Crítica] Agreste

Foto:Nota de prensa. De izq. a der. Javier Figuera, Abilio Torres y Ricardo Nortier

Por Bruno Mateo
@bruno_mateo

¿Cómo es posible que, aún en estos días del siglo 21, cuando la ciencia y tecnología han avanzado a niveles impensables como la internet y la clonación, la humanidad no acepte que dos adultos del mismo sexo puedan amarse y convivir como pareja?

Agreste obra dramática de Newton Moreno (Recife. Pe, Brasil, 1968) que presenta el grupo Contrajuego a partir del 6 de septiembre de 2013 en La caja de fósforos en Bello Monte, nos muestra cómo en un ambiente campesino ubicado al nordeste de Brasil la intolerancia hacia este tipo de relación  llega hasta extremos macabros como la quema de una mujer porque se descubre en los preparativos mortuorios de su “marido” que éste no era hombre sino mujer, secreto que ni la propia viuda sabía y que no comprendía.  Pieza en tono narrativo y escenificada con un estilo ingenuo y denotativo, tres campesinos, entre el sopor que produce el licor que liban durante su velada y canciones nos van metiendo en la  tétrica historia de una relación lésbica, satanizada por las personas del lugar, pura  e inocente para la viuda hasta llegar a un  desenlace al estilo de “Las brujas de Salem”. Es una cruel y delicada denuncia contra la homofobia,  en este caso, la lesbofobia y ¿por qué no a lo incomprendido?

Ricardo Nortier, Abilio Torres y Javier Figuera dan vida a los tres paisanos narradores de la historia. Un trabajo preciso y muy buen logrado por los tres. Los actores imprimen una cadencia tonal que se acompasa con las canciones, algunas cantadas en portugués y otras en español.  La interpretación de los personajes  pasa por la narración, el clown y el actor.   
La dirección de Orlando Arocha logra coloca al espectador en un limbo entre la narración oral y el teatro. Una puesta casi estática en cuanto a planta de movimientos, pero llena de dinamismo por la interpretación y profundidad del texto. La estructura discursiva de la dramaturgia es progresiva y va diseñando imágenes tan poderosas que crean el mundo agreste y la opresión de un desenlace sorpresivo y tremendo.

Agreste es una pieza que causa su efecto en el espectador; un efecto de melancolía y reflexión hacia la injusticia que se comete contra dos mujeres  adultas que fueron condenadas sólo por amarse y que su historia será cantada para siempre.

Comentarios