martes, 4 de noviembre de 2008

ESQUINA DE LAS MONJAS



En esta esquina de la maquieta está ahora el edificio "La Francia". Diagonalmente se sitúa el edificio del Concejo Municipal de dilatada historia, en el cual se reconstruyó a partir de sus conservados restos, la Capilla de Santa Rosa de Lima, Altar de la Patria, donde el Congreso Constiuyente declaró la independencia de Venezuela el 5 de julio de 1811.

El nombre de este céntrico crucero, en el ángulo suroeste de la Plaza Bolívar, proviene del Convento de Monjas Concepcionistas que se encontraba allí, calle de por medio de la casa.

Este Convento que un antiguo cronista llamó " cigarral de virtudes", fue fundado en 1636 por Doña Juana de Villela, quien con sus hijas, sobrinas y otras jóvenes había tomado el hábito de la Inmaculada Concepción.

La pequeña iglesia del Convento y su entrada principal, estaban orientadas hacia el Seminario situado donde está el actual Concejo Municipal, pero como se puede apreciar en el cuadro de Nuestra Señora de Caracas, también existió una puerta, cuya apertura daba al norte, hacia las casas.

El Convento fue extinguido junto con otras instituciones religiosas por Decreto del General Guzmán Blanco. En seguida fue demolido y sobre su terreno fue construido el Capitolio y el Palacio Federal.

Como las monjas se resistieron por todos los medios a los razonamientos y al poder oficial. el gobierno optó por demostrar la firmeza de su decisión. Con un despliegue policial que llamó la atención de toda la ciudadanía, fueron descerrajadas las puertas del claustro y las religiosas expulsadas poco menos que a empeñones sin permitíseles llevar sus pertenencias, espectáculo que levantó muchos rumores y dudas que pesaron sobre el autoritario gobernante hasta el fin de sus días.

A pesar de que hace más de un siglo que desapareció el Convento, el sitio quedó bautizado definitivamente como Esquina de las Monjas.

por Juan Ernesto Montenegro
Cronista de la ciudad