Ir al contenido principal

Desde mi butaca (nueva sección)


Cantan “Patria” desde el Principal.
de Bruno Mateo

Obra: Esa espiga sembrada en Carabobo.
Autor: César Rengifo.
Lugar: Teatro Principal (1931).
De Conde a Principal, Plaza Bolívar de Caracas.
Fecha: 22 de Julio de 2011.


A eso de las 5 pm me acerqué al recién inaugurado Teatro Principal (de Conde a Principal) en la Plaza Bolívar de Caracas para ver el montaje “Esa espiga sembrada en Carabobo” del dramaturgo venezolano César Rengifo (1915/1980). El ambiente que se sentía en los alrededores del teatro fue festivo, me dio la sensación de que los habitantes de la capital de Venezuela estaban orgullosos de lo que tienen. Celebro que el Gobierno de Caracas haya invertido una buena cantidad de dinero en la recuperación de este espacio que aumentará potencialmente la posibilidad de mostrar más montajes teatrales en la ciudad. La obra “Esa espigada sembrada en Carabobo” de Rengifo se inscribe dentro de su ciclo escritural que han llamado histórico. Este autor es uno de los pocos escritores de dramas que se (pre) ocupó de recoger hechos y personajes que marcaron el devenir de la Historia venezolana en dramaturgia. La estructura interna de la pieza escrita es una cantata (literalmente, la cantata es una pieza que se canta y se distingue de la pieza para ser tocada o «sonada» en acontecimientos católicos (la «sonata»), sin embargo cuando este género artístico llega a América ésta es utilizada para abordar temas políticos y sociales. La puesta en escena respeta estos parámetros, coloca unos tres músicos en vivo que se inscriben dentro del entramado teatral. El aire acondicionado del recinto puso frío el espacio, yo estaba sentado cómodamente en la butaca, cuando de pronto la productora del espectáculo grita: “¡Voy a dar sala”. Empiezo a sentir un “sustico” en la boca del estómago. La función comienza. Los músicos y actores hacen lo que saben hacer. El cuento de la pieza es sencillo, unos campesinos ven llegar a unos hombres con un cadáver a cuestas, preguntan quién es el difunto a lo que los recién llegados responden que era un soldado que falleció en la Batalla del campo de Carabobo, haciendo referencia a la épica Batalla de Carabobo del 24 de Junio de 1821 en Venezuela que sella la expulsión de los conquistadores españoles de Caracas, hecho que se logrará de manera definitiva en 1823 con la Batalla Naval del Lago de Maracaibo y la toma de las fortalezas de Puerto Cabello, fue entonces cuando, utilizando el recurso onírico, aparecen personajes arquetípicos que dieron su vida para la liberación de América del yugo europeo, tales como: Caupolicán (líder mapuche), Guaicaipuro (indígena venezolano), José Leonardo Chirinos (zambo revolucionario venezolano), la pareja José María España (uno de los primeros blancos en oponerse al Rey de España) y Joaquina Sánchez (la bordadora de la primera bandera venezolana), entre otros. Al finalizar este desfile de personajes aguerridos y a medida que cada personaje hablaba a manera de arenga y con sentimiento patrio, el público aumentaba su empatía , se podía ver en los ojos de los personas sentadas, cierto brillo, sus cuerpos se veían rígidos, expectantes. La música y las palabras de los actores se conjugaron para revivir un sentimiento de pertenencia que se permeó desde el escenario hacia las butacas y que fue rematado por la aparición de un personaje de un niño actual que irrumpe en el escenario y pregunta el significado de la Batalla de Carabobo, es un recurso “bretchtiano” un poco forzado, pero funcional; el niño distancia el hecho artístico para que el público reflexione.

Era un buen caldo de cultivo que permitió, aunque fuera por el tiempo que duró el montaje, crear un imaginario propio de nuestra venezolanía y que podía, de un momento a otro, gritar: ¡Viva mi Patria Venezuela!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Para Bruno Mateo, del actor Ramón Soto.
Acabo de leer tu reseña que es más que una crítica teatral , a mi modo de interpretar . La obra no la he visto completa , lo que pude ver , lo vi el día de su estreno el 14 de julio en el teatro Principal y fue por TV , como sabes no es igual que verlo en vivo . A lo que voy , a mi me pareció que los actores estaban muy rígidos y poco orgánicos , algunos estaban desconcentrados por completo , algunos muy reconocidos en el mundo teatral . A pesar de ello La puesta me pareció aceptable , pues el tipo de obra de género épico se presta para eso en algunas ocasiones . Claro , era un estreno y la ocasión era tensa . Espero verla pronto . Saludos

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…