La vida es vida porque te permite morir




por Bruno Mateo

Duras paredes que estrechan el espacio
cuerpos inertes que yacen en espera de lo incierto
mujeres y hombres con miradas lánguidas parecen escrutar el aire
se escucha un lamento lastimero que corta la quietud
la atmósfera enrarecida aún parece respirar la poca esperanza,
la vida es vida porque te permite morir.

Las lágrimas que no salen,
los ruegos prosternados a otra realidad,
las mejillas de los acostados cuales girasoles intentan sonreír al vacío,
un limbo de esperanza y desesperación.

El calor de la ciudad que rodea al hospital
aliciente de muchos,
lugar anhelado por todos que invita a caminar y respirar.

Pasillos largos y fríos
transportan cuerpos que se retuercen y se quejan de la soledad
sonidos sordos que se apagan entre las habitaciones de los yacientes
el lugar es un frasco en donde la vida se detiene sin fallecer
pocos o muchos saldrán
se llenarán de aire los gastados pulmones
para gritar: “mi cuerpo es mío”.

Ya pronto saldrán…


Caracas, Venezuela
Febrero 2008

Comentarios

Félix Esteves ha dicho que…
Excelente trabajo poético.