TET desnuda en escena el absurdo de la sociedad contemporánea

En el mes de septiembre el grupo hará el montaje de El porvenir está en los huevos de Eugène Ionesco a propósito de la culminación de su Taller de formación actoral 2007-2009 Caracas, 17 de agosto de 2009.- A partir del viernes 4 de septiembre y a lo largo de todo un mes el Centro de Creación Artística (TET) realizará una temporada con el montaje de la obra El porvenir está en los huevos del francés de origen rumano Eugène Ionesco en su sala del Teatro Luis Peraza.
El montaje será la culminación del más reciente taller del Centro de Formación Actoral que dirige actualmente el veterano actor y director, Guillermo Díaz Yuma.

El cuestionamiento de la reproducción en masa en la civilización es el epicentro de esta pieza que toma como ejemplo irónico al germen de la sociedad: la familia. Los Jacobos y los Robertos son dos familias burguesas que a toda costa persiguen que sus hijos, Roberta y Jacobo, se casen en expedito para consumar la tan ansiada reproducción de sus predecesores.

A partir de ese momento el sentido de las vidas de los miembros de ambas familias girará en torno a la incesante producción de huevos.

Díaz Yuma insiste que “más allá de proponer nuevos sistemas políticos o económicos la obra busca generar una reflexión sobre la condición humana, analizándola desde la perspectiva del núcleo familiar (…) Devela una sociedad sumida en una serie de esquemas y modos de actuar cercanas a lo inhumano, a estados absolutamente inverosímiles donde sólo puede accederse por la vía del absurdo, de la risa, del grotesco”.

El elenco de actores, miembros de esta última promoción del Centro de Formación Actoral del TET, está integrado por Alí Rondón (Jacobo Padre), Sabrina Tortora (Jacobo Madre), Claudio Laya (Jacobo), Yazel Parra (Jacqueline), Paula Rodríguez (Abuelo), Areani Rondón (Abuela), Manuel Chourio (Roberto Padre), Sara Valero (Roberto Madre) y Vera Linares (Roberta). Todos bajo la dirección de Guillermo Diaz Yuma.

La temporada de El porvenir está en los huevos comenzará el viernes 4 de septiembre y se extenderá hasta el 4 de octubre. Las funciones serán viernes y sábados, a las 7:30 p.m., y los domingos a las 6:00 p.m. El Teatro Luis Peraza está ubicado en la Avenida Universitaria, Valle Abajo (Al lado de la Basílica de San Pedro), Los Chaguaramos. Para mayor información llamar al teléfono 662.36.33.

Este montaje es posible gracias al auspicio del Ministerio de la Cultura, a través de su Instituto de las Artes Escénicas y Musicales (IAEM); la Embajada de Francia y la Alianza Francesa.


CENTRO DE FORMACIÓN ACTORAL

Uno de los temas de mayor interés para el Taller Experimental de Teatro (TET), ha sido la formación de nuevos talentos que mantengan viva la escena caraqueña, y con los que se pueda explorar y desarrollar los principios estéticos y expresivos abordados por el grupo, herencia de los estudios desarrollados con su fundador Eduardo Gil, y con discípulos de Jerzy Grotowski, Peter Brook, Eugenio Barba y Roy Hard; pilares fundamentales de lo que representa la concepción del teatro contemporáneo. En 1990, cuando le es confiada al grupo la regencia del Teatro Luís Peraza, se crea el Centro de Formación e Investigación Actoral, con un proyecto que lleva por nombre El Arte del Actor.
Para este momento ya se contaba con varios talleres pedagógicos para la exploración expresiva. Desde 1990 se inician los talleres con periodos de tres años, en los que se trabaja de forma integral voz, cuerpo e imaginación de manera que los egresados cuenten con el conocimiento y las destrezas necesarias para desarrollarse como actores de oficio. Los dos primeros años corresponden a la preparación y el entrenamiento, en el tercero año se aborda una puesta en escena o montaje profesional, que es el que nos ocupa este año.
Hasta el momento se cuenta con diez muestras pedagógicas en las que se han trabajado textos teatrales y literarios de la importancia de autores como Chéjov, Dostoievski, Shakespeare, Cabrujas, Moliere, Febres Cordero, Strindberg, Camus y, en esta ocasión, Eugéne Ionesco.

Comentarios