Ir al contenido principal

ESCENA DE CARACAS PRESENTA

TOPOGRAFÍA DE UN DESNUDO

Bajo la dirección de Costa Palamides y la producción de Cocó Seijas y Delbis Cardona, este fin de semana Escena de Caracas estrena su más reciente espectáculo teatral, TOPOGRAFÍA DE UN DESNUDO, que pertenece a la pluma del dramaturgo chileno Jorge Díaz.

El estreno se realizará el jueves 11 de junio y las funciones se realizarán a partir del viernes 12 de junio hasta el 05 de julio en el Teatro San Martín, viernes y sábados a las 8 p.m. y los domingos a las 6 p.m. Según su autor, TOPOGRAFIA DE UN DESNUDO “está basada en un suceso real ocurrido en Brasil en la década del 60, y del cual los periódicos informaron en su oportunidad. Es un testimonio libremente concebido que no pretende reproducir rigurosamente los personajes ni los detalles de lo ocurrido, pero los hechos podrían suceder en cualquier país donde se encuentre injusticia, represión y violencia”.

El caso real sucedió en Guanabara, Brasil, donde el Gobernador ordenó la ejecución de los marginales a través de una redada policial y una componenda bien orquestada donde no faltaba la traición entre iguales, el silencio de los medios y la corrupción de los policías. Una historia no muy lejana. En la obra, la aparición del cadáver de un indigente motiva una serie de especulaciones sobre el probable homicidio y lo que esto puede generar, lo cual deviene en acontecimientos donde se ven involucrados varios de los personajes del submundo urbano y algunos policías, jueces y fiscales, provocando situaciones que, por absurdas, se vuelven sátira y sarcasmo de la realidad. Un crimen contado por todos sus protagonistas desde sus puntos de vista encontrados, unos protagonistas que se mueven entre la vida y la muerte a sus anchas a través de una dislocación del espacio y la memoria.

La pluma del gran maestro de la dramaturgia chilena, entintada con toques de absurdo y el humor irónico. TOPOGRAFIA DE UN DESNUDO no puede ser solo una denuncia de nuestras sombras latentes. Por eso las siluetas de nuestros hechos nos acompañan y nos definen.La puesta en escena de Costa Palamides para ESCENA DE CARACAS parte del “tiro al blanco” de los poderosos y sus funcionarios para acabar con los excluidos en una ciudad bajo la represión, quienes detentan el poder con tal de no perder sus prebendas. La historia es común en Latinoamérica y en general en cualquier lugar del orbe donde el hombre ha instaurado su sistema de privilegios y exclusión. La estética actoral se mueve entre la corporalidad propia del humano con sus danzas pasionales o macabras y la complejidad del animal aterrado y enjaulado para pasto de la diversión del poder.

TOPOGRAFIA DE UN DESNUDO cuenta con las actuaciones de Delbis Cardona, Nadeschda Makagonow, Arnaldo Mendoza, Betsabé Correa, Ignacio Marchena, Margarita Morales y Khalil Gómez. El vestuario es de León Padilla. La iluminación de Gerónimo Reyes. La asistencia de dirección de Germán Manrique. La producción de Coco Seijas y Delbis Cardona. La idea escenográfica, selección musical y puesta en escena de Costa Palamides.

TOPOGRAFIA DE UN DESNUDO estará en cartelera desde el 11 de junio hasta el 05 de julio en el Teatro San Martín con funciones de viernes y sábados a las 8.00 p.m. y los domingos a las 6.00 p.m. Estacionamiento al lado y cerca de la estación de Metro Artigas.

Para mayor información:

escenadecaracas@gmail.comhttp://escenadecaracasvenezuela.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…