Homenaje a Virginia Woolf (III y última parte)


LA LOCURA Y LA CREACION ARTISTICA O UNA CUESTION NECESARIA DE SUPERAR EN LA REVISION DE LA NOCION DE ENFERMEDADES MENTALES. UN PEQUEÑO HOMENAJE A VIRGINIA WOOLF Y DEJEMOS DE LADO LAS IDEOLOGIAS ACERCA DEL ARTE.


por Oscar Cáceres Soto



Respecto a la obra La Señora Dalloway, Vargas Llosa Opina; “Su hazaña no es menor que las similares de Proust y de Joyce, a las que complementa y enriquece con un matiz particular: el de la sensibilidad femenina. Sé lo discutible que puede ser el adjetivo femenina aplicada a la obra literaria y acepto que en innumerables casos resulta arbitrario utilizarlo…En La Señora “Dalloway la realidad ha sido reiventada desde una perspectiva en la que se expresan no exclusiva pero si principalmente la idiosincrasia y la condición de la mujer…( )A veces, en las obras maestras que inauguran una nueva época en la manera de narrar, la forma descuella de tal modo sobre los personajes y la anécdota que la vida parece congelarse, evaporarse de la novela, y desaparecer devorada por la técnica ,es decir, por las palabras y el orden o desorden de la narración”(Virginia Wolf. La Señora Dalloway. Prólogo de Mario Vargas Llosa. Edit Lumen, Qta. Edición, Pág. 8. En este planteamiento del escritor peruano aclara muy bien la problemática aún vigente al interior de la sociología de la literatura y la historia del arte, respecto a la llamada literatura o narrativa femenina, Recuérdese que en las últimas décadas del siglo pasado despertó toda una polémica ética y técnica como sociopolítica sobre la ideología particular de la sensibilidad especial de la mujer como artista. Gracias a otras corrientes literarias, y procesos políticos respecto a la igualdad de género, hoy día dicha ideología excluyente de las capacidades creadoras de la mujeres como genero y ya no minorías sexuales, se acepta la feliz convergencia de los géneros en el arduo proceso de reinventar la realidad mediante el recurso que sea : la prosa, el ensayo, a poesía, la edición, en fin de todo recurso que hace de la realidad una representación social de ficción, testimonial, histórica o de cualquier otro género estilístico que, creo, la ideología burguesa del alma sensible o detallista, intimista y psicologicista ha desaparecido. Los mapas de la sintaxis del hecho creador del acto literario, acto como intervención de una determinada realidad o dimensión problemática no que la obra o el texto creativamente aborde. Coincido con Vargas Llosa que una novela debe emanciparse de la realidad real, imponerse como una realidad distinta, dotada de leyes, un tiempo, antropológicamente de mitos y leyendas propias e intransferibles. Lo que da a una novela, y esta una opinión de un simple lector, su originalidad-su diferencia con el mundo real- es la suma o resta que la fantasía y el arte del creador llevan a cabo en una experiencia histórica en “lo reconocible por cualquier a través de su propia experiencia, al transmutarla en ficción.

El informe médico de Chile mencionado en páginas precedentes, sobre “Virginia Wolf: enfermedad mental y creatividad artística”, se pregunta en la Pág. 5 de dicho informe: ¿Perturbo al proceso creativo?”Conocemos períodos en los que tuvo incapacidad absoluta para crear:”no podía escribir y salieron todos los diablos, diablos negros y peludos…tras finalizar cada novela se espantaba.Ahora-decia- vendrá la época de depresión, después la congestión, la sofocación. El horror es que mañana, después de este día ventoso de prórroga. Deberé empezar por el principio..¿Por qué? Nunca mas”,No hay duda, y quien escribe quiere subrayarlo, ella misma postulaba que “es en gran medida la claridad de la visión que viene en esas temporadas lo que conduce a la depresión….,el máximo abatimiento personal es el mas cercano a una auténtica visión” Ciertamente, para virginia no es válido que “determinadas características patológicas de personalidad, así como tendencias a la depresión…están causalmente ligados a algunos tipos de creatividad”:¿Le relevo en parte la esencia de la locura?.Innegablemente ciertos personajes reflejan sus desazones íntimas con perturbadora penetración: el delirio de Séptimos Smith que desemboca en suicidio y se despliega en contrapunto a la vida al borde del sin sentido de Clarissa Dalloway-mientras su médico observa con autocomplacencia ciega y chata el drama inminente, el horror invade a Clarissa:”la vida se hace intolerable, ellos hacen la vida intolerables, hombres como (el doctor).Continua el informe médico, sin la enfermedad ¿habría surgido aquello inédito e irreductible que caracterizó su obra?.No podemos afirmarlo ni negarlo, resulta tentador apostar que la profundidad, gusto por lo intangible y etéreo del ser humano, sensibilidad al sentido ambiguo inherente a la existencia, hubieran sido difícilmente alcanzables sin sus desajustes
Estas sugestivas palabras fuertes del informe médico junto con las propias palabras de la escritora nos muestran, hito conductor de este ensayo, que ante la locura y el lamentable suicidio hay que combatir, al menos, tres cosas. La primera las profundas estigmatizaciones y exclusiones e incomprensiones hacia la cantidad de seres humanos que han sufrido de depresión y los que han terminado en suicidio, talvez como dijo una vez Cioran:”el acto mas lúcido de la vida”.Por cierto expresión algo polémica por la agresión, la perdida de un ser querido y la gran culpa que por lo general, debido a la falta de redes de apoyo social, otra concepción psiquiátrica mas humanizada y menos llena de medicamentos que sedan y paralizan a los llamados locos, depresivos, esquizofrénicos, drogadictos. Afortunadamente desde el surgimiento de la antisiquiatría, movimientos renovadores y críticos frente a las nociones o clasificaciones de enfermedades como la locura, la depresión, la psicosis, la esquizofrenia y toda una gran lista que englosa la clasificación de la enfermedades mentales, gracias que la homosexualidad se excluyó de dicha clasificación y se opto por el constructo teórico de orientación sexual como algo valido como la heterosexualidad. A pesar que la situación jurídica, social, subjetiva, cultural y de aceptación no es hoy en pleno siglo XXI las mas adecuadas si revisamos la premisa de la Declaración de los Derechos Humanos, preceptos constitucionales(Art.21 de nuestra Constitución),acuerdos de organismos internacionales y regionales, declaraciones y un sin fin de buenas intenciones todavía, a pesar de indudables logros en la materia en los países desarrollados, todavía según cifra de la Comisión de Derechos humanos en mas de 90 países se castiga la homosexualidad, lamentablemente mas hacia las lesbianas. En los países árabes es castigado con pena de muerte. Se hace necesario que la homofobia, la pobre representación social de las minorías sexuales, la discriminación y el irrespeto a la diversidad y tolerancia a las diversas orientaciones sexuales se haga una realidad, no se trata en lo externo jugando a la modernidad se acepte tales minorías pero en el interior (Valores culturales, psicosociales y familiares) se descalifique a otro ser humano por la diferencia como opción de vida.

La segunda consideración es combatir la falsa creencia o ideología acerca de la creatividad unida inexorablemente a personalidades patológicas, Las cuales por ser excéntricos ,particulares, sensibles y un sin fin de significaciones valorativas y descalificantes pero justificadores de la actitud resultante de aceptación como “Grupos sensibles, en fin artistas” en el sentido común de una fuerte representación social o construcción y visión del mundo y de la realidad social, también, con diferencias que valdrían la pena estudiar, se siguen excluyendo o rechazando o en el mejor de los casos aceptándolos, premiándoles y reconociéndolos por el terror inconsciente de no compartir un crimen en común (Artaud):personas creativas, poetizadoras de la realidad, de alta sensibilidad y profundas necesidades expresivas para crear y establecer un dialogo abierto. Por supuesto en la fantástica historia del arte hay corrientes, artistas, creadores que por pertenecer a una particular forma de entender y practicar la creatividad artística en particular y cultural en general, no le ha interesado ni les interesa lo último que he indicado, pero esto mas que otro posible estigmatización inconsciente es parte del complejo, sutil y maravillo mundo y campos de las potencialidades creadores de todos los sujetos sociales. Sociológicamente, como decía Aquiles Nazoa todos pueden ser creadores, entonces ¿por qué solo unos pocos si se reconocen y lo asumen como artistas? La posible respuesta viene de todas esas eficaces materiales y simbólicas de las ideologías y representaciones sociales en torno a la creatividad, el arte sea cual sea su expresión, el artista, las instituciones llamadas culturales y algo mas pertinentes a lo publico y menos al lo privado: las concepciones del desarrollo cultural, las políticas culturales, las concepciones acerca de la cultura que se maneje(Existen mas de 300 definiciones de cultura).Y en el contexto de un país subdesarrollado la conversación o la investigación cultural, antropológica y sociológica, entre otras variantes de saberes existente(Que pasa con nuestra Escuela de Arte de la máxima casa de estudio, con las escuelas a nivel medio de teatro, cine, artes escénicas y otras que ahora no me acuerdo, es decir con la base o el piso institucional formadores o de enseñanza artísticas?.) Insisto por que hablar sobre esto se torna problemático y problematizador. Finalizo con una frase del Fallecido Michel Foucault, sociólogo francés, cuando estuvo recluido por “Locura”,a saber si ser loco o potencialmente creativo es ser suicida, afuera hay mas locos que en este encierro” o sea en un lenguaje mas coloquial no son todos los que son ni están todos los que deberían estar. Nos resta exigir más respeto, estudio, saber, tolerancia, diversidad y comprensión y solidaridad humana antes el sufrimiento humano, sea del tipo que sea, en un comienzo de siglo tan cambiante y convulsionado. Hace falta mas arte, paz, tranquilidad emocional y una profunda democracia social y cultural. Virginia Woolf mil gracias, aunque bastante impotente por tu particular vida, por tu exquisita creatividad, tu valentía como escritora y por el legado que nos dejaste a los que todavía en esta era de la postmodernidad en un país que no ha salido de la premodernidad, por permitirme el placer de saborear y disfrutar en todos sus momentos tus ensayos y novelas.

Comentarios

Entradas populares