Ir al contenido principal

Homenaje a Virginia Woolf (II parte)

LA LOCURA Y LA CREACION ARTISTICA O UNA CUESTION NECESARIA DE SUPERAR EN LA REVISION DE LA NOCION DE ENFERMEDADES MENTALES. UN PEQUEÑO HOMENAJE A VIRGINIA WOOLF Y DEJEMOS DE LADO LAS IDEOLOGIAS ACERCA DEL ARTE.

por Oscar Cáceres Soto


En el campo de la sociología clínica como la sociología de la literatura, lo referido a la creación artística y las ideologías sobre la personalidad, enfermedades y locuras de los artistas ha ocupado y ocupa actualmente la atención. No solo por un interés científico sino para entender, explicar y combatir las estigmatizaciones, la intolerancia, el rechazo y la constante psiquiatrización de una patología que obedece, y así lo demuestra toda una amplia investigación y bibliografía especializada. Así aparte o conjuntamente con las ideas anteriores en las páginas precedentes, podemos agregar otros aspectos como la demencia, la locura, las mal llamadas enfermedades mentales y la depresión junto con el suicidio pareciera, por todo el andamiaje de los mass media y las revistas especializadas en el Star Sistems. Hay otra ideología burguesa de la historia del arte que combina las patologías mencionadas, por una parte con la creación y la expresión invalorable del arte. Por otra la representación social, repito, del artista como peligroso, violador o transgresor de las normas establecidos, enfermos, melancólicos, locos y depresivos bipolares o no (Recuerde que en la clasificación de las enfermedades mentales establecida pos la asociación médica americana y cualquier otros esquema controlador de lo que se denomina normalidad versus anormalidad, anomia, desorden o patologías. Las corrientes especializadas en el estudio de la conducta, cualquiera sea la orientación y las conceptuaciones y metodologías sugeridas para la supuesta cura es amplísima y cada día se privatiza mas la consulta con especialistas y se desarrolla mas toda una industria transnacional de medicamentos y un lamentable deterioro de los encierros e instituciones psiquiatritas (M_Foucault. Nacimiento de la clínica y vigilar y castigar”).

Remontémonos, someramente a dos aspectos que nos ayudaran para finalizar el articulo cuando como hilo conductor veamos dolorosamente la enfermedad depresiva bipolar de Virginia Wollf quien por episodios muy dolorosos familiares y falta de tratamientos mas eficaces, se suicida en aquella imagen que todos conocemos llenándose los bolsillos de piedras, se sumerge en el río, no si antes, momento de claridad, deja hermosas cartas a su esposo y a sus hijos. La ideología de la loca extravagante o extraviada cotidianamente contrasta con la gran capacidad creadora que tuvo y las contribuciones como editora, ensayista, y escritora para la literatura clásica del siglo XX: Esta concepción de bipolaridad, 3 intentos de suicidios, abuso sexual familiar y periódicas crisis depresivas donde la internaban no altero su genialidad narrativa y su estilo como ensayista ni la aisló de un circulo famoso de destacados intelectuales y escritores. Pero la ideología de la “enferma creativa” lamentablemente ha predominado a la hora de estimular su lectura.:Hay inclusos quienes atribuyen a su enfermedad su capacidad expresiva en la literatura y en la vida, con altibajos, que llevo..Pero esto no es solo para ella, si revisamos esa perversa historia de la literatura y el arte en general, observamos desde una sociología de la cultura y un psicoanálisis de los procesos artísticos. otros casos excéntricos, seguramente calificados como extraños muy contrario al como la literatura de la modernidad, la cual suscribo, ha encontrado en la locura un paradigma creativo respecto al uso poético del lenguaje(el romanticismo a donde se han remitido sus principales representantes, Así, Allan Poe, Baudelaire (con toda la corriente de poetas malditos de cambios de siglo ,y mas recientemente escritores ubicados en la llamada literatura experimental, al trabajo creativo de los fenómenos del lenguaje en un uso no convencional. Y esta es una característica de la producción artística en nuestra sociedad de consumo, del simulacro y la hiperealidad (Jean Baudrillard).

Una ultima ideología acerca del arte y todo lo que implica, es ver como en nuestro país y también fuera de él, cuando se enseña literatura, o simplemente historia del arte en cualesquiera de sus expresiones, se subrayan episodios particulares de algunos artistas que sociológicamente impele la posibilidad de que cualquier ser o persona catalogada normal quiera o desee ser artista, Es archiconocida la fuerte tendencia excluyente hacia la homosexualidad relacionada con el ballet, el cine, la actuación, el lenguaje poético, la danza o cualquier manifestación o relación de sentido de la cultura como modo material e inmaterial de vivir negando o afirmando una particular forma de existencia, goce, placer, trabajo, amor, diversión o simplemente dormir. Pero como la realidad y la satisfacción de las necesidades expresivas de los sujetos sociales es dialéctica, dinámica y real maravillosa. La misma historia de la cultura y del arte da ejemplos de cómo se han dado, no solamente como la modernidad. Quien no recuerda la sordera de Bethoven, la sexualidad de Miguel Ángel, Federico García Lorca, Oscar Wilde y numerosos actores del cine como industria del deseo .La esquizofrenia de Vangoh, El suicidio de tantos personajes de la actualidad y del pasado. La lista es enorme. Pero los efectos perversos de quiere unir la locura, demencia, depresión y suicidio con los artistas pareciera borrar, nada inocentemente, la gran mayoría de no artistas o creadores del arte que han hecho o pasado por el mismo caso, Se trata de una cultura enfermiza que, siguiendo a Foucault y a toda la antipsiquiatría, no solamente crea el concepto de enfermedad mental e inventa una forma societal cada ves mas medicada a bases de antidepresivos, si tuviéramos espacios para dar los datos de los casos de suicidios, según la OMS, en los jóvenes, niños y ancianos ,falazmente descalificaríamos a un ser sufriente por complejas razones genéticas, socioculturales, familiares y cerebrales a otra tipo de exclusión. Hay que tener cuidado con esta falsa representación del escritor o el artista porque nos puede impeler, por procesos primarios del inconsciente, dar la mano solidaria y el apoyo afectivo de quienes se encuentran en tan dolorosas circunstancias. Freud lo demostró el paciente sea cual sea la posible patología sufre, se arremete, se evade y porque no ante una historia familiar dolorosa pero con grandes afecciones emocionales y orgánicas, creo que una mujer del siglo XX, como lo fue Virginia Wolf en una acto de lucidez (Cioran) decidió voluntariamente morir como salida a sus dolores y frustradas experiencias personales

Según la Guía de la Clínica mayo sobre Depresión (Clínica Mayo, Rochester, Minnesota, 2001) un libro mas serio por provenir de una reconocida clínica psiquiátrica y de costos altos. Aparte de dar delirante información sobre lo que UD. Debe saber para entender la depresión, entender, conocer y controlar la depresión, define en la Págs. 52 y 53 lo que los especialistas entienden por depresión bipolar:”algunas personas con depresión tienen ciclos recurrentes de depresión y euforia(manía).Esta enfermedad, que incluye emociones en ambos extremos (polos, se conoce también como depresión maníaca o trastorno maniaco depresivo” Si cualquier persona quiera indagar, en el mencionado texto la gran variedad de síntomas de la mencionada depresión bipolar pudiese creer que puede estar en uno o varios de sus expresiones, Lo que me parece pertinente para los fines de este trabajo es el señalamiento que en la fase depresiva o maníaca se puede llegar al suicidio, sumado siendo honesto con destacados amigos psicoanalistas y psiquiatras no oficialistas o mercantilistas, que con la variedad de causas que inciden en la depresión, como supuesta enfermedad mental, preferiría hablar de tristeza o la expresión de melancolía o códigos significantes diferentes a los convencionales o la vieja expresión de reificación o grados de la antigua categoría de alienación (Goldman,Marx,heller ).Lamentablemente es por todos conocidos los episodios familiares, la procedencia de Virginia Wolf de una familia depresiva y altamente disfuncional. A pesar del origen socioeconómico y el ambiente literario, que vivieron, pero se mudaran al barrio bohemio de Bloomsbury que dio nombre y práctica al brillante grupo literario formadas por las hermanas Stephen (Virginia y su hermana Vanesa. En 1912 se caso, como lo dicen los informes médicos sobre la autora, con Leonard Woolg presa por su fuerte sentimiento de ambigüedad y juntos dirigieron la Editorial Hiogart Press.

¿Fue creativa, dentro del estigma de su episodios y ciclos depresivos e intentos de suicidio desde tirarse de una ventana, ingerir mas de 100 somníferos hasta descansar en su suicidio definitivo? Los psiquiatras no están de acuerdo en afirmar o negar que la creación literaria y experiencia de vida de esta escritora, editora, ensayista y feminista. Pero si hay consenso que la riqueza de su narrativa y calidad de sus ensayos lejos de mostrar la ideología que habíamos mencionada respecto al artista o creador como minoría social estigmatizada, al menos lo que han sido y son relevante en el panorama actual venezolano y mundial de la historia del arte. Hay una cantidad de artistas no solamente escritores que gozan, disfrutan y se crecen con premios en dinero, fama y en ser parte, así como en el cine tal como lo decía en los 80 el excelente critico francés Edgar Morin, al entrado por razones políticas ideológicas y comercialización por parte de las grandes editoriales. Por supuesto desde mi concepción honesta como sociólogo de la cultura los hay quienes si lo han merecidos. Pero la razón instrumental del capitalismo tardía en época de postmodernidad en los países desarrollados, ha impulsado todo un sistema de estimulo a la creación, en términos generales, que nos muestra desde este subcontinente latinoamericano que en dicha materia nos falta mucho, tal vez demasiado por hacer. Agrego dejando algunos pensamientos y frases de una mujer catalogada por médicos e ideólogos burgueses de la historia del arte e insistente en la intolerancia hacia el continum normalidad-anormalidad, enfermedad y paciente, medicamentos y terriblemente depósitos humanos para los que “padecen de algún trastorno de la personalidad o lo que la ortodoxa psiquiatría llama enfermedades mentales, concluyendo cualquier otra praxis no paralizante de volver nuestras miradas y quehacer al sujeto social sufriente y anhelante de estados y momentos de felicidad que de una sociología clínica que también, legítimamente y reclama su intervención social en la comprensión de dichos sujetos desde una perspectiva humanista y hasta irreverente de las prácticas inoperantes en los tratamientos de la curación. Las llamadas locuras, demencias, psicosis, neurosis, trastornos de la personalidad y otros menesteres no son exclusividades de los creadores. Se que Reverón en su código expresivo creo un castillete en el viejo Macuto, Vangoh se suicidio, Silvia Plat también y la lista de personajes contemporáneos y antiguos en la historia de las civilizaciones, recuérdese la honrosa práctica de los Samurai del quitarse la vida por cuestiones de decoro y honestidad. Valores muy contrarios al individualismo enfermizo y al consumismo compulsivo de nuestra subamada Venezuela. Que nuestros cansados ojos por lo extenso del artículo, se llene de placer intelectual y sensorial con algunas de las frases y pensamientos de esa atormentada escritora, pero excelsa creadora en el proceso de poetizar la realidad concreta:
“Me he sentido en conjunto fuerte y animada. Despierto de la muerte-o del no ser a la vida”. “Te hundes en el pozo y no hay nada que te proteja contra el asalto de la verdad, Allí abajo no puedo escribir ni leer, sin embargo existo, soy”: “He tenido algunas visiones curiosas en este cuarto también mientras yacía en cama, loca, y viendo la luz del sol estremeciéndose como agua dorada, en la muralla. He escuchado aquí las voces de los muertos”. “He vuelto temblando y tan asustada de mi propia insanidad”. En su triste y emotiva carta de despedida a Leonard confiesa: “estoy segura de que, nuevo me vuelto loca. Creo que no puedo superar otras de aquellas terribles temporadas, No voy a curarme en esta ocasión. He empezado a oír voces y no puedo concentrarme”.

Estas tristes frases develadoras de una conciencia y razón de su locura, nos vuelve a mostrar que la oposición enfermedad-cura, razón-locura son aspectos inherentes y permanentes a la condición humana, artistas o no. Pero la nobleza y capacidad de enaltecer y hacer mas digna la vida a través de la literatura y de cualquier manifestaciones de un verdadero paradigma cultural venezolano con rostro humano, nos alienta a re examinar y pedir un canto litúrgico (réquiem) para la exclusión y la intolerancia y la falta de redes sociales efectivas para quien, por variadas razones, deviene en sujeto suficiente de la exclusión social. Rindo con este articulo para mi muy sentido no solo a Virginia Wolf sino quiero, por una parte reivindicar la etnosiquiatría, la sociología de la literatura, la historia del arte, las necesidades expresivas o como decía ese extraordinario poeta venezolano Aquiles Nazoa los poderes creadores del pueblo, a la poesía de Ramos Sucre, las muñecas o juanitas de Reverón y la perenne vigencia del arte como expresión de la búsqueda del reino de la felicidad sobre el reino de la necesidad.

A mi querida profesoras María Fernanda Palacios y Hannit Ossott y al irreverente Rómulo Gallegos para no meterme con los de otros creadores igualmente valiosos y notables escritores y ensayistas.(Para lo que quieran ahondar sobre la enfermedad mental de Virginia Woolf ver el articulo publicado en Internet de la revista médica de CHILE, Abril,2005.Gustavo Figueroa : e-mail:gufigueroa@vtr.net o buscarlo en Internet.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…