Ir al contenido principal

Las llamadas minorías sexuales (I parte)

APROXIMACION CUALITATIVA A LOS MODOS DE VIDA E INTERSUBJETIVIDADES DE LAS MINORIAS SEXUALES EN LAS URBES EN VENEZUELA.: O LA EFICACIA MATERIAL DEL IMAGINARIO COLECTIVO Y SUS IMPLICACIONES SIMBOLICAS.

CACERES SOTO, Oscar Alberto. Universidad Central de Venezuela.

RESUMEN

El objetivo de la presente ponencia de corte cualitativo es caracterizar las principales designaciones observables, producto del uso de una metodología cualitativa y vivencial de las principales características que afloran en los modos de vida y cotidianidad de algunas minorías sexuales. En particular la denominada gay. Para ello, contextualizamos la mencionada minoría en el contexto de un país subdesarrollado como Venezuela y en el marco de la discusión de la falta de un proyecto político y la insuficiente difusión de información y conocimiento de los derechos civiles y humanos que en otras realidades amparan a las minorías sexuales. Así, identificamos simbólicamente un conjunto de ejemplos del comportamiento asumido en su forma de ser y vivir la vida en un ambiente signado todavía en la primera década del siglo XXI por la exclusión de las minorías en una nación llamada Venezuela donde-entre otras cosas- no se ha producido ni la toma de consciencia política de dichas minorías en la construcción colectiva de un proyecto político democrático menos vivencialmente asumir nuestra condición como sujetos sociales con una particular orientación social y sexual en términos de un comportamiento social que pudiéramos testimoniar como interpelada por ese imaginario y dimensión simbólica que la inexistente comunicación humana implica en un convivir societario.

PONENCIA. Objetivos: El objetivo de esta ponencia de corte cualitativo y vivencial es por una parte, contribuir a la aproximación de ciertas designaciones de una particular realidad en nuestros países latinoamericanos, a saber.

EL COMPORTAMIENTO SIMBOLICO de las denominadas minorías sexuales-hecho a mi ver diferenciador de entrada-en las urbes latinoamericanas. Por otra parte, caracterizar en términos de significaciones sociales y comunicacionales los comportamientos simbólicos en cuestión, las territoriales e imaginarias. Estas significaciones como componentes del comportamiento simbólico de las minorías sexuales (con particular atención a la gay) signara o marca una determinada calidad de vida y un convivir societario en comunidad o bajo un régimen democrático, y se insertara al interior de una matriz política que caracterizara a las minorías sexuales, entre otras cosas, como posible conjunto de actores políticos con baja representación social.

Lo Simbólico y lo Imaginario: Tomare posición a modo de hito conductor de las ideas expresadas del peso material y eficaz de los ordenes de lo simbólico y lo imaginario en las constituciones de los comportamientos comunicacionales y reales sobre los cuales asentamos o le damos sentido de realidad a las afirmaciones o tesis que desarrollamos. Sobretodo lo que ello significa en el contexto de un país tercermundista con una profunda carga judeocristiana y fuertemente sacudido en sus procesos históricos desde el siglo XV en sus ámbitos materiales, simbólicos, comunicacionales, imaginarios e intersubjetivos. En otras palabras, toda la configuración del proceso histórico del subdesarrollo dinámicamente comprendido. Este referente real y concreto no puede olvidarse a la hora de examinar en el presente siglo un comportamiento tan problematizado y problematizador, como el de ser gay o lesbiana y sobretodo asumir como proyecto de vida tal orientación y opción sexual. No ha sido ni es una tarea sencilla, fácil, cuestión de decisiones o voluntad individual o grupal. Por el contrario, una toma de decisiones que pasa desde la autopercepción y autoestima del sujeto gay, su entorno social, familiar, amigos hasta la decisión –lamentablemente no ocurre así- de asumirlo en o con pareja. En el mejor de los casos el apoyo, después de un proceso muchas veces sorpresivo para quienes lo viven, proviene con nexos de solidaridad variados del núcleo familiar y en segundo lugar, por parte de otros “amigos gays o los llamados en el argot cotidiano gays entendidos”.

Circunstancias de no Ser Gay: Para referirnos a personas o dimensiones simbólicas sin que sean también gays apoyan-y en muchos casos ocurren-mas verticales que hasta la red social de apoyo familiar. Aunado a estas, digámoslos mas coloquialmente, “pequeñas circunstancias”:convivir con todas las significaciones simbólicas, culturales, ideológicas, signicas o de significaciones y representaciones sociales acerca de las minorías sexuales caracterizada, grosso modo por estigmatizaciones, clichés, estereotipos, funciones y hasta manera de ser, y hacer fuertemente intolerantes cercenantes de la verdadera comunicación dialógica y dialéctica: Del proyecto político de una democracia real, plural, tolerante a las diferencias y en particular que identifique, reconozca y haga valer y respetar en decisiones y estrategias individuales, grupales y comunitarias los tan mencionados – en algunos círculos intelectuales y gays del país-derechos civiles y políticos de las minorías gays, como ocurre y han ocurrido desde hace años en los denominados países desarrollados, básicamente dentro de la orbita capitalista occidental.

Coyuntura Actual: En este nivel de las ideas habrá que recordar lo que significa, sin animo de victimizar a los sujetos gays, vivir en un momento coyuntural como el que estamos viviendo. Un tiempo de fuertes atropellos a las condiciones de vida de una gran mayoría de la población venezolana. Donde las violaciones a los derechos civiles y hasta políticos, una fuerte tendencia a una hegemonía comunicacional. En síntesis de un profundo régimen político represivo, autoritario e intolerante a las diferencias de nosotros como ciudadanos de un deseado estado de derecho que no se materializa en la práctica cultural ni comunicacional de la mayoría de la vida cotidiana de los venezolanos: sean o no sean minorías sexuales. Hablemos del ciudadano promedio...aunado al hecho particular de estar en campaña política hacia unas elecciones de Gobernadores y Alcaldes el venidero mes de noviembre del año en curso. Llama nuestra atención que en toda la propaganda política de cualquiera de los partidos políticos y sus candidatos, así como se desconocen- en la mayoría de las veces- los llamados programas de trabajo – incluyendo casi como significante reiterativo el imponderable problema de la inseguridad – poco o casi nada es lo que se ha hecho o mejor dicho le dan prioridad a la imponderable situación de los derechos humanos, esto atañe a minorías y a las denominadas: mayorías sexuales.

nota: agradezco al profesor Oscar Cáceres por permitirme publicar su ponencia dictada en el Evento "Las minorías sexuales (GLBT) en las urbes" ININCO UCV. Octubre 2008

Por razones de espacio dividí la ponencia en partes que iré publicando paulatinamente. Acoto que la ponencia original no presenta ninguna división

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…