viernes, 25 de julio de 2008

La madre negra del Libertador (Simón Bolívar)


El 10 de julio de 1825, Bolívar, desde el Cuzco, le escribía a su hermana María Antonia lo siguiente:

"Te mando una carta de mi madre Hipólita, para que le des todo lo que ella quiera; para que hagas por ella como si fuera tu madre; su leche ha alimentado mi vida, y no he conocido otro padre que ella"

Hipólita, la verdadera criadora del Libertador, negra vigorosa, de treinta años, fue traída especialmente de San Mateo con este objeto. Era de buen tamaño y de grueso regular, muejr inteligente, se apasionó del niño; lo cuidaba a la par de su madre, y lo acompañó mientras vivió en Caracas y durante las terribles luchas de San Mateo en 1814.

Es por eso por lo que Bolívar consideraba a Hipólita como madre y como padre, al mismo tiempo.

Tomado de: BOLÍVAR Y SUS ANÉCDOTAS por Manuel Pinto. Publicaciones de la Sociedad Bolivariana de Venezuela. Caracas, 1966