ENTEREZA Y SENTIDO DE LA LIBERTAD Y DE LA JUSTICIA

Contaba Simón doce años cuando decidió fugarse de la casa de su tío y su tutor, don Carlos Palacios, para irse a vivir con su hermana la señora María Antonia Bolívar de Clemente, don Carlos, sumamente contrariado con la novedad recurrió a los tribunales para lograr la restitución del menor a su morada. Acudieron los agentes de la justicia derrochando consejos y razonamientos, mas el niño se mantuvo irreductible en su determinación de quedarse en donde estaba, por lo cual los funcionarios trataron de intimidarlo haciéndole saber que lo llevarían a la fuerza.

Entonces sucedió lo inesperado: el muchacho confundió a los circunstantes con las siguientes palabras, copiadas textualmente por el escribano:

"Ustedes pueden hacer con mis bienes lo que quieran, pero con mi persona, no. Si los esclavos tienen libertad para elegir amos, a mí no me la pueden negar para vivir en la casa que me agrada".

Temprano bullía en la mente de Simón Bolívar la idea de la justicia y de la libertad.

Comentarios