Ir al contenido principal

PREMIOS DE LA CRÍTICA. NOMINADOS AVENCRIT AÑO 2014




La Asociación Venezolana de Crítica Teatral (Avencrit) reunida, el jueves 21 de mayo, en asamblea general seleccionó los nominados para aspirar a los diversos rubros de su tercer Premio de la Crítica, correspondiente a la temporada 2014, el cual será entregado el próximo domingo, 28 de junio, Día Nacional del Teatro, a las 11 am, en la sala Rajatabla.


 Los nominados son:

Mejor Director: Javier Moreno, Luigi Sciamanna, Rossana Hernández y Orlando Arocha por sus trabajos con las piezas Otelo, 400 sacos de arena, La cocinera y Pterodáctilos.

 Mejor Producción: La Caja de fósforos, Juan Souki y Cocó Seijas por los espectaculos Pterodáctilos, La cocinera,Crimen y castigo y 400 sacos de arena.

 Mejor Actriz: Carolina Leandro, Francis Rueda, Leyla Vargas y Fedora Freites por sus trabajos en las obras Buena gente, Bingo, La cocinera y Madame de Sade.

 Mejor Actor Principal: Luis Vicente González, Jorge Palacios, William Cuao, Héctor Manrique y Juan Carlos Gardié por sus desempeños con los textos Callejera, Ha llegado un inspector, Sangre en el diván y Compadres.

 Mejor Actriz de Reparto: Eulalia Siso, Nathalie Cortez y Haydée Favelora, Nyrma Prieto y Diana Peñalver por sus carectrizaciones en los montajes Buen gente, Eva Perón, La casa de Bernarda Alba y Casa limpia.

 Mejor Actor de Reparto: Jan Vidal-Restifo, Antonio Delli, Ernesto Campos y Jesús Hernández por sus caracterizaciones en Compadres, Otelo, La cocinera y Postales de Bohemia.

 Mejor Dramaturgia Venezolana: Genys Pérez, Javier Vidal, Luis Vicente González y Tomás Jurado Zabala por sus textos Tequila o ron, Compadres, Callejera y Robinson en la casa de Asterión.

 Mejor Maquilaje: Skena, José Antonio Freitas y La Caja de Fosforos por sus trabajos en El sereno secreto, Sangre en el diván y Eva Perón.

Mejor Vestuario: Freddy Mendoza, Joaquin Nandez, Silvia Inés Vallejo y Raquel Rios por los vestidos y los trajes en Eva Perón, Pterodáctilos, Bingo y La cocinera.

Mejor Iluminación: Luigi Sciamanna, José Jimenez y Gerónimo Reyes por su creaciones para 400 sacos de arena, Sangre en el diván y Diptico de Maeterlinck.

 Mejor Escenografía: Armando Zullo, Ricardo Morales, Héctor Manrique, Rafaél Sequera y Jiang Jung por sus creaciones para El único en mi camerino, Pterodáctilos, Sangre en el diván y La cocinera.


TEATRO PARA NIÑ@S


 Mejor Actriz: Raquel Romero, Beatriz Mays, Yuvanoska Rodriguez y María Ramos por sus creaciones para La princesa Panchita, El sereno secreto, No es un juego y Cachorros.

Mejor Actor: Jonathan Sierralta y Luis Ernesto Rodrifuez por sus participaciones en Cachorros y El sereno secreto.

 Mejor Director: Lissy García, Oscar Figueroa y Eliécer Paredes por sus trabajos con El sereno secreto, La princesa Panchita y No es un juego.
 Mejor Dramaturgia Venezolana: Carmen Oseches, Lissy García y Yovanny Durán por sus piezas No es un juego, El sereno secreto y Las aventuras de los piratas.

 Mejor Productor: El chichon/Cacique Producciones, Grupo Sekena y Septimo Piso por No es un juego, El sereno secreto y Las aventuras de los piratas.


El Premio Especial de Avencrit es para el investigador y crítico teatral Leonardo Azparren Gimenez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…