El tesoro de Rosalía (Teatro para niñas y niños)


Por Bruno Mateo
@bruno_mateo
@avencrit

 
Esta 3era edición del Festival de teatro de Caracas, “Nos estamos viendo”, incluye de una manera generosa el teatro hecho para niñas y niños, así como, los títeres que también tiene una amplia representación en esta vitrina teatral; dentro de esa grande variedad de espectáculos, se presentó el grupo La brecha del estado Monagas el día sábado 19 de abril de 2014 que nos trajo la pieza El tesoro de Rosalía escrita por Rossana Veracierta y Martín Brassesco , obra que nos cuenta la historia de cómo cuatro jóvenes de unos 14 años (lo intuyo por el mismo texto, sin embargo, no está muy claro) rescatan la casa de Rosalía de ser demolida después de que ésta a manera de fantasma, ya que está muerta, le pide ayuda a uno de ellos (Felipe) a través de un sueño.

La puesta en escena de Milvi Guevara fue limpia, cuidadosa, visualmente muy atractiva, sin embargo, el ritmo de la dinámica dramática fue lento  para ser teatro para niños y jóvenes porque no permite una identificación con la energía propia de esa edad. Hubo momentos muy activos, tal es el caso de las escenas entre los personajes de Tato y Amanda quienes logran atrapar en muchos  momentos la atención del público infantil  asistente a  la nueva sala Antonieta Colón del Complejo cultural Parque Central, lugar de representación de este montaje. El vestuario fue muy bien confeccionado, sólo sugiero que se revise el vestuario de los varones para que sean un poco más originales y no sea sólo una reproducción de las series televisadas norteamericanas. El juego de los vitrales fue un gran acierto para la recreación de los distintos ambientes. Otros aciertos fueron la coreografía y la música.

El tesoro de Rosalía es un texto con muy buena intención en el mensaje que es  mantener las tradiciones y conservar el pasado como referencia para la construcción de un mundo mejor, la estructura dramática del viaje, en donde los personajes pasan por distintos episodios para conseguir su objetivo, debería permitir un ritmo dinámico, pero no fue así, tal vez, por los diálogos que son crípticos y no establecen vasos vinculantes con el que los oye.

Aplaudo a Fundarte por traer a este Festival agrupaciones de otros estados del país dedicados al teatro infantil porque nos permite compartir las distintas perspectivas que se tiene acerca de la infancia.  

Comentarios