Ir al contenido principal

A petición del público vuelve “El acompañante” en la Sala Cabrujas.



Nota de prensa

A petición del público vuelve “El acompañante” en la Sala Cabrujas.

Chacao.- A petición y después del éxito obtenido entre el público y la crítica especializada en su primera temporada, vuelve “El acompañante” de Isaac Chocrón a la Sala Cabrujas de Chacao por sólo seis funciones 7, 8, 9, 14,15 y 16 de septiembre de 2012. Esta última producción de AMARCORTeatro es un homenaje al maestro Chocrón quien desaparece físicamente en noviembre del año pasado.

“El acompañante” logra excelentes críticas en sus primeras presentaciones:  

 “Las arias de La Traviata, Madame Butherfly y, en especial, Tosca señalan, además, el rumbo de la conversación que durante dos actos sostienen Estela y José, a quienes dan vida María Teresa Haiek y Domingo Balducci, magníficos intérpretes que se mueven con solidez entre la ingenuidad, la desconfianza mutua, manipulación, la nostalgia, la ira y la desesperación que comparten cantante y pianista”.

Juan A. González. El universal. Venezuela (9 de agosto de 2012)

“No cabe duda que María Teresa Haiek quien interpreta a Estela Ramírez agarró el personaje para sí. Lo hizo suyo. No hay personaje. ¿Paradoja? ¡No! Su actuación es tan creíble que el “ente de papel” se convierte frente a nuestros ojos en alguien de carne y huesos.

 Por su parte, Domingo Balducci en el rol de José Lara, el acompañante, hizo lo propio. Su interpretación de un hombre ambiguo fue convincente. Él le imprimió un toque de extrañez bien interesante. No logramos definir muchos aspectos de la vida de Lara. Eso es de aplaudir en la performance de Balducci”.

Bruno Mateo. Ciudad Escrita, Venezuela (4 de agosto de 2012)

“Fue grato ver la reposición del 2012 donde  María Teresa Haiek y el actor Domingo Balducci reviven los verosímiles personajes chocronianos que recuerdan como algunos seres humanos no solo son cultos, sino que deciden vivir pasiones que los pueden hundir o hacer felices. La dirección, cuidadosa de Daniel Mago, logra un grato y educativo espectáculo”.

Edgar Moreno Uribe. El espectador venezolano, Venezuela (11 de agosto de 2012)

“En relación con lo que señala la dirección, las actuaciones están ajustadas. María Teresa Haiek como Estela presentó la forma del personaje y un buen manejo de los matices. Domingo Balducci como José fue veraz y sincero en las intenciones de su rol.

 En definitiva, un trabajo con una producción correcta...”

Joaquín Lugo. Tal cual digital, Venezuela (26 agosto 2012)

De “El acompañante” se puede decir que es una obra deliciosamente escrita, con un tono de suspenso, la cual nos conduce a tropezarnos con Estela Ramírez interpretado por María Teresa Haiek, una cantante frustrada con deseos de grandeza que solicita un acompañante, José Lara, encarnado por Domingo Balducci, para que viva con ella la vaciedad de su vida, pero no se da cuenta de que mete en su casa a alguien totalmente distinto a lo que ella solicita, bajo la dirección de Daniel Mago.

Las funciones son   el 7, 8, 9, 14,15 y 16 de septiembre de 2012, viernes y sábados a las 8 pm, y domingos a las 6pm en la sala “Cabrujas”, ubicada en la Av. Francisco de Miranda con 3ª Av. De los Palos Grandes, al lado del C.C Parque Cristal, a una cuadra de la estación del Metro Miranda.

Entradas a la venta en la taquilla del teatro.

Fotografía: @visionesp

(FIN/AA)

 

 

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…