Ir al contenido principal

Nuestra señora de las nubes. Teatro

La dramaturgia  de Arístides Vargas vuelve a Venezuela

“Nuestra Señora de las Nubes” nos habla del exilio en la Sala Cabrujas

Ganadora de 2 premios internacionales por mejor obra de teatro 

Después del éxito obtenido en el Festival Internacional de Teatro de Caracas 2012, llega nuevamente a la escena caraqueña la dramaturgia del  argentino Arístides Vargas (miembro fundador y actual director del grupo Malayerba de Ecuador). “Nuestra Señora de las Nubes” ganadora de varios premios internacionales y considerada una de las obras más importantes del teatro Latinoamericano contemporáneo, será representada por un  grupo venezolano. 

La cita es en la Sala Cabrujas de Los Palos Grandes, desde el viernes 13 y  hasta el domingo 29 de julio, con funciones los días viernes y sábados a las 8:00 p.m., y los domingos a las 6:00 p.m.

Con una marcada influencia autobiográfica la pieza  “Nuestra Señora de las Nubes” cuenta la historia, en un tiempo y espacio indefinido, de  Oscar y Bruna, quienes comparten la añoranza de un país perdido que fue suyo. Estos dos exiliados descubren el dolor y la soledad por el alejamiento de su propia tierra, y comparten memorias de su patria. Un lugar en los que han sido condenados a los estragos del tiempo y al claroscuro que va creando el olvido.

Estos dos personajes que poseen unas maletas como únicas pertenencias,  se van convirtiendo en muchos otros para contar la historia de su pueblo, y en los que constantemente van alternando entre las memorias del pasado y el presente intercambiando anécdotas de su experiencia como exiliados; sus sueños, necesidades, frustraciones, deseos, amores, olvidos y remembranzas.

 “Nuestra Señora de las Nubes”  es un sitio que sólo existe en la memoria de los expatriados. En este caso, la memoria como ejercicio colaborativo permite la construcción de un nuevo territorio al cual pertenecer, una nueva patria de los afectos en la cual sobrevivir, anhelar y recordar.

Según el director Luis Bernal "el exilio no es sólo el abandono forzado de un territorio, sino también el exilio de los afectos, de nuestros amigos, de nuestra religión y hasta de nosotros mismos.   “Los exiliados de nuestra implacable razón que hemos destinado insensatos, las exiliadas y exiliados de pensamiento. De ese pensamiento totalizador que los induce muchas veces al silencio. Sin duda alguna, una importante obra que mostrar en estos tiempos, respondiendo a la necesidad de hacer un teatro donde tengamos  la  capacidad  de ser oídos  y  más  aun  de tener  la osadía de romper con todos esos silencios.” 

El exilio en múltiples formas, son presentadas en la obra a través de una atmosfera onírica. En ésta propuesta escénica de Nuestra Señora de las Nubes veremos presente el realismo mágico, lo real maravilloso latinoamericano, el trabajo del imaginario, la poesía en acción, que va contribuyendo a que se logre el hechizo donde  cada quien haga diferentes lecturas de un texto riquísimo en analogías sobre la sobre la realidad de cualquiera de nuestros atormentados países.

Esta pieza teatral cuenta con las interpretaciones de la actriz Alma Blanco y el actor Luis Bernal quien también dirige, junto a Marisol Da Silva en la asistencia de dirección, Indira Jiménez en la producción, Efrén Rojas en el vestuario, José Pérez en la iluminación y Armando Zullo en el diseño de la escenografía y asesoría estética.

Producciones “Con los pies en las tablas” apuesta a esta joya de la dramaturgia latinoamericana contemporánea, que a través de un lenguaje poético e irónico, nos presenta una reflexión sobre el tema del exilio y el desarraigo.

“Nuestra Señora de las Nubes” se estará presentando los viernes y sábados a las 8 pm, y los domingos a las 6pm, desde el 13 y hasta el 29 de julio de 2012, en la sala “Cabrujas”, ubicada en la Av. Francisco de Miranda con 3ª Av. De los Palos Grandes, al lado del C.C Parque Cristal, a una cuadra de la estación del Metro Miranda. Entradas a la venta en la taquilla del teatro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…