Ir al contenido principal

Inventando los días. II Congreso crítico de narrativa venezolana.



Inventando Los Días
II Congreso Crítico de Narrativa Venezolana


(Porlamar: 05, 06 y 07 de diciembre)

Instituto de Investigaciones Literarias

Facultad de Humanidades y Educación

Universidad Central de Venezuela

Sede: Programa Nueva Esparta, Universidad Central de Venezuela

Primera Circular

Este Segundo congreso crítico de narrativa venezolana, organizado por el Instituto de Investigaciones Literarias de la Universidad Central de Venezuela, tiene por finalidad reunir a diversos especialistas del área de la crítica y de la investigación.

Con el fin de debatir sobre las diferentes modalidades del cuento, la novela y otros géneros narrativos del país. Esta edición celebrará la trayectoria de uno de nuestros principales novelistas: Carlos Noguera, cuyo trabajo marca un hito en las letras nacionales.

El Congreso se desarrollará sobre la base de los siguientes ejes temáticos:

1.       Análisis del discurso

2.      Teoría y crítica: estado actual

3.      Literatura comparada

4.      La tradición de lo moderno

5.      Del mestizaje cultural al multiculturalismo

6.      La novelística de Carlos Noguera

7.      Re-lecturas: figuras, autores, movimientos

8.      Marcas del Caribe

9.      Géneros emergentes y nuevos formatos (blogs, twitter, webs)

10.   Corporación literaria: ruptura y legitimación

11.    Políticas culturales

12.   Edición, promoción y mercado

Conferencia central

Wilfrido H. Corral (California State University, Sacramento)

Presentación de la obra de Carlos Noguera

José Balza

Participación
Los resúmenes de las ponencias se enviarán, para su debida evaluación, hasta el 01 de septiembre de 2012 a la dirección electrónica que indique en asunto II Congreso Crítico de Narrativa Venezolana: investigaciones.literarias@gmail.com

El resumen debe incluir: a) Título del trabajo, b) exposición del tema en no más de doscientas cincuenta palabras (250), c) cuatro palabras clave, d) nombre y filiación institucional del ponente, e) dirección de correo electrónico.

Una vez aceptada su propuesta, se le enviarán instrucciones para que efectúe la inscripción en la página del Congreso.

Aranceles

Ponentes:                                       Bs. 500,00

Asistentes:                                      Bs. 300,00

Estudiantes con ponencias:              Bs. 200,00

Estudiantes asistentes:                      Bs. 100,00

Información  Instituto de Investigaciones Literarias, UCV  Telefax: 0212 693 05 65

Hospedaje

En próximas circulares se enviará información relativa a las diversas posibilidades de alojamiento.

Comité Organizador


Antonietta Alario
Ángel Gustavo Infante
María del Rosario Jiménez
Vicente Lecuna
María Eugenia Martínez P
Mario Morenza
Yafi Nose
Maritza Pimentel
Rebeca Pineda Burgos
Carlos Sandoval

Patrocinantes

Vicerrectorado Académico (UCV), Dirección de Cultura (UCV), Gerencia de Información y Conocimiento (UCV), Comisión de Estudios de Postgrado FHE-UCV, Fundación UCV, Dicori (UCV).
E

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…