Ir al contenido principal

UN ANDINO DE ESPÍRITU AVENTURERO

Pionero del Teatro Latino en Nueva York EL DRAMATURGO ABDÓN VILLAMIZAR RECIBE POR DISTINCIÓN Y MÉRITO EL PREMIO EXTRAORDINARIO ACE 2012 La Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York (ACE), que preside el periodista dominicano Fernando Campos, anunció que el Premio Extraordinario ACE 2012 por Distinción y Mérito, será para el director, dramaturgo y actor venezolano, Abdón Villamizar, quien con su pasión, constancia y desprendimiento ayudó a moldear la cara del teatro en español en la Gran Manzana. La entrega de los galardones será el 21 de abril, a partir de las ocho de la noche, en el Kaufman Center, ubicado en la céntrica zona neoyorquina de Lincoln Center. También recibirán reconocimientos especiales el español Fernando Trueba, la argentina Lilia Veiga, y la peruana Teresa Yenque. UN ANDINO DE ESPÍRITU AVENTURERO Abdón Villamizar, (San Cristóbal, estado Táchira/30 de julio de 1929), vive en Nueva York desde 1962, donde fundó, en 1969, el Instituto de Arte Teatral Internacional (IATI), y el Teatro del Mundo, instituciones vigentes y en pleno funcionamiento en la actualidad. Abdón Villamizar, quien creó en nuestro país sendas agrupaciones como "El Mundo del Teatro" en Maracaibo y "Teatro Rodante La Tinaja", en San Cristóbal; realizó sus primeros estudios de arte dramático en la Escuela de la Casa Sindical del Paraíso; y fue alumno de profesores de la talla de Juana Sujo, Horacio Peterson, Alberto de Paz y Mateos, y George Stone. Luego viajó a México para proseguir su formación con el profesor Fernando Soler, y luego acudió, en Roma, a la Escuela de Silvio D’ Amico, donde se especializó en técnicas de dirección y actuación. Entre las innumerables condecoraciones y reconocimientos que ha obtenido Abdón Villamizar, a lo largo de su carrera teatral, viene al caso mencionar: Very Special Arts del John F. Kennedy Center, Academia de Ciencias, Artes y Letras de Francia, Organización Hispana de Actores Latinos (HOLA por sus siglas en inglés), Casa de la Cultura Dominicana, Consulado General de Venezuela y la Asociación de Cronistas de Espectáculos (ACE). Villamizar, quien tiene en su haber siete libros de dramaturgia, cuentos y poesía, decidió, desde hace mucho tiempo, editar y presentar sus obras en Venezuela, como una manera de mantener el contacto con su país. LOS PREMIOS ACE Los Premios ACE de Teatro comenzaron a otorgarse en 1969, en el escenario del Madison Square Garden, siendo los primeros galardonados Miriam Colón, por su actuación en “La Farsa del Amor Compradito”, del Teatro Rodante Puertorriqueño, y Oscar García, quien recibió un reconocimiento institucional por su labor al frente de la agrupación ADAL, ya desaparecida. Desde ese año ACE ha realizado 43 entregas anuales, sin interrupción. Pedro Almodóvar, Angélica María, Vikki Carr, Plácido Domingo, Don Francisco, Carla Estrada, Erik Estrada, Lupita Ferrer, Lucho Gatica, Charytín Goyco, Julio Iglesias, Evita Muñoz, Raphael, Carmen Salinas, Cristina Saralegui, Tongolele, Lola Beltrán, Mario Moreno “Cantinflas”, Bobby Capó, Mapy Cortés, Celia Cruz, Olga Guillot, Tito Guízar, Katy Jurado, Rocío Jurado, Libertad Lamarque, Marga López, Tito Puente y Myrta Silva, son algunos de los artistas hispanos que han sido reconocidos por los Premios ACE. (Hernán Colmenares 0058 416 8014534)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…