Ir al contenido principal

La venganza de Don Mendo.

A partir del último fin de semana de enero y hasta el último fin de febrero el Centro Cultural CorpBanca estará presentando La Venganza de Don Mendo, viernes y sábados a las 8 pm y domingos a las 6 pm. Una divertida parodia en la que se muestra la cara de la traición y la venganza de los miembros más altos de la nobleza.

• Dirección general de Daniel Uribe con la dirección actoral de América Alonso
• Original de Pedro Muñoz Seca y adaptación de Miguel Otero Silva
• Una producción del Centro de Directores para el Nuevo Teatro
• Vestuario cortesía de Moisés Vincent - Teatro Teresa Carreño

Elenco:

Juglares - Carlos Yanes, Alba Rojas y Ana Briceño.
Don Nuño - Víctor Orlando Giménez
Magdalena- Anabella Giménez Hernández
Doña Ramírez – Morayma González
Don Mendo – Germán Anzola / Douglas Guerrero
Don Pero- Yxel Yánez
Abad/Azofaifa - Ángela Marrero
Moncada - José Rafael González
Reina – Yuleima Mata
Rey - Harold Mota


Caracas. Especial.- La Venganza de Don Mendo, original de Pedro Muñoz Seca, es una obra que abunda en juegos de palabras y golpes de humor. Su éxito fue tan grande que, hoy en día, es la cuarta obra más representada de todos los tiempos en España junto con Don Juan Tenorio, Fuenteovejuna y La vida es sueño.

Después del ingenioso montaje exhibido en los años 70 por el director y actor Carlos Giménez, el Centro de Directores para el Nuevo Teatro la trae a Venezuela para presentar su segunda temporada en la Sala Experimental del Centro Cultural BOD-Corp Banca. La Venganza de Don Mendo: enredos medievales es una parodia de la España medieval, en la que se muestran personajes desvalorizados y mediocres, víctimas de sus amores e intrigas.

Ésta obra está basada en la versión de Miguel Otero Silva, que además de buen escritor era un genio del humor. Otero Silva presenta una visión criolla de Don Mendo, aderanzándolo con elementos típicos de la idiosincrasia y viveza venezolana, lo que provoca la conexión directa de los espectadores.

El lenguaje, aunque castellano antiguo, también es el resultado de la inteligencia literaria de Otero Silva, quien en refrescantes versos narra la vida de este noble quien jura vengar su honor, tras haber sido traicionado por su amada.

Para Daniel Uribe, director de la pieza, La Venganza de Don Mendo: es una historia clásica contada desde una realidad contemporánea. Uribe presenta a los espectadores una propuesta ecléctica en la cual se pone de manifiesto que lo que pasó hace siglos y lo que pasa hoy, es igual.

Como director, Uribe se vale de un escenario minimalista para mostrar su ingenio. “En esta obra quise manejar el espacio vacío para darle más énfasis al actor como eje principal de todo el espectáculo”, afirma.

El enredo así comienza. Don Nuño tiene una hija, Magdalena, a quien obliga a casar con Don Pero, Duque de Toro. Ella tiene amores con Don Mendo, que aunque noble es pobre pero igual le recibe en su cuarto de la torre, para darle amores. En su sed de grandeza, a Magdalena le atrae mucho más la idea de un matrimonio con el rico Don Pero, pero no le disgusta la idea de seducir al Rey. Don Pero descubre a Don Mendo en los aposentos de Magdalena; y éste, para no delatarla, confiesa que subió a robar, y es enviado a prisión y condenado a muerte por la traición de su amada. Tras ser rescatado por el Marqués de Moncada se dedica a planificar minuciosamente su venganza. Abandona su identidad para convertirse en un hombre nuevo, Renato, un trovador errante. A partir de ahora Don Mendo (Renato) tan sólo vive para vengarse de Magdalena.

Las entradas pueden ser adquiridas a través de la página web https://www.ticketmundo.com/default.aspxy y en las taquillas de Centro Cultural CorpBanca. Los números del teatro son: 0212-2062149/ 2061149 y las entradas tienen un costo de BsF. 140

La Venganza de Don Mendo: es el resultado del taller montaje organizado por el Centro de Directores para el Nuevo Teatro, un espacio de formación y plataforma de trabajo para la generación de relevo del teatro venezolano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…