Ir al contenido principal

Doce cosas imposibles antes del desayuno

por Pablo Sabala Dramaturgo/Director Teatral

Teartes en el Celarg

“Doce cosas imposibles antes del desayuno” Una obra basada en el texto de Lewis Carroll y la dirección de Jericó Montilla. Este fin de semana tuve la oportunidad de presenciar el trabajo que tiene en escena la agrupación Tearte...s en la sala experimental del Celarg, un trabajo basado en la clásica historia de Lewis Carroll “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, un obra literaria llevada a escena innumerables veces y al cine, producto de muchas interpretaciones que incluye al público infantil.

En esta oportunidad, bajo el título de “Doce cosas imposibles antes del desayuno” un elenco integrado por diez actores y actrices; Ángela Meléndez, José Pablo Álvarez, Gabriel Agüero, Orlando Paredes, Sain-ma Rada, Angélica Robles, Abel García, Marcela Lunar, Héctor Castro y Luis Alfredo Ramírez; le dan vida a una propuesta donde se resalta el valor crítico y se encuentra a Alicia confrontada con sus propios dilemas, frente al espejo desdibujado de su propia existencia, un laberinto en el que camina para llegar a un lugar que desconoce y donde todo parece ser lo mismo, un lugar plagado de personajes alucinantes, y ¿acaso no es la vida misma un lugar plagado de seres alucinantes? Es un viaje vertiginoso hacia sus propios temores, hacia las interrogantes sumergidas en la cotidianidad, son doce instantes de sensaciones.

La puesta en escena elaborada por Jericó Montilla está impregnada de imágenes con mucha fuerza expresiva, con una carga simbólica que refuerza las emociones que los personajes experimentan en el desarrollo de la acción, el ritmo se conecta y se mueve partiendo desde una corporalidad impecable, coordinada y apegada a la intencionalidad del texto, la escena se convierte en una incesante coreografía llena de significados. Además de aprovecha al cuerpo mismo de los actores como instrumentos de percusión que marcan y refuerzan las atmósferas y el ritmo, cantan, se mueven y golpean convirtiendo en música precisa la acción misma.

Es importante destacar la capacidad e integralidad de los actores y actrices en este trabajo, todos sin excepción muestran con firmeza sus condiciones y talento desglosándose en múltiples personajes que como una avalancha se empinan hacia cada escena logrando diferenciar cada una de sus interpretaciones. El vestuario y los implementos utilizados son precisos y adecuados, en este trabajo se pone de manifiesto aquello que reza “para hacer buen teatro solo hace falta texto, buenos actores y público”, no hacen falta las grandes escenografías, ni monumentales efectos especiales, el buen teatro se construye con conocimiento, con talento y capacidad de convertir en realidad el sueño que interpreta, se logra con el manejo de los códigos escénicos, con bastante ensayo y un buen elenco. Aquí en este trabajo hay todo esto y más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…