Ir al contenido principal

public-ARTE: "teatro infantil" Sept. 2010



ENTREVISTA A ROBLAN PIÑERO
por Bruno Mateo

1.BRUNO MATEO: Puedes contarme sobre tus inicios en el teatro y cuándo y por qué escogiste a esta actividad como una profesión.

ROBLÁN PIÑERO: Yo comencé en el teatro cuando tenía 13 años en el Ateneo de Anaco. Todo comenzó como una curiosidad, pero el director del aquel entonces, descubrió en mi un gran potencial y de allí fui seleccionado del taller juvenil para pasar a la planta actoral del taller de los adultos. Escogí esta profesión porque descubrí que es lo que me hace feliz y llena de vida, y más aun cuando actúo para los niños. Creo que cuando uno es feliz haciendo lo que le gusta, se demuestra en su trabajo y eso lo capta el público quienes se sienten agradecidos al ver un actor que entrega todo su ser.

2.BM: ¿Cuándo se inicia tu agrupación “TEATRO BENGALA”? y ¿por qué decidiste hacer tu propia agrupación?

RB: “Teatro Bengala” nace en el año 1998 en la ciudad de Anaco como producto de un taller de formación actoral patrocinado por la Dirección de Cultura del Edo Anzoátegui, es producto de un taller experimental donde se fusiona el títere con el teatro. Muy pronto se transformó en un impacto cultural dentro del estado y, tanto el estilo como los trabajos que a futuro se crearían, transformarían a teatro bengala en lo que es hoy en día, una institución con sede propia y proyección nacional e internacional. Decidí hacer mi propia agrupación porque era la única manera de darles vida en escena a todas mis ideas a través de los actores y los títeres.

3.BM: ¿Desde cuándo escribes para niñas y niños?

RB: Desde los 17 años, a principios del año 1985.

4.BM: ¿Cuáles piensas tú son los aportes que haces a través de tu dramaturgia al teatro infantil? Y ¿crees que el teatro hecho para niñas y niños es diferente al teatro para adultos?

RB: Los aportes que he dado a la dramaturgia infantil son de conllevar al niño a una reflexión constante, a través de planteamientos fantásticos pero con un lenguaje muy actual y sencillo. El teatro para niños amerita más acción, mayor colorido y un planteamiento que mantenga al público en expectativa. Tiene que haber elementos sorpresas cada 7 u 8 minutos, en cambio, el teatro para adultos, está más abierto a todas las posibilidades, puede ser denso, jocoso, agresivo, dramático, en fin, el adulto es capaz de soportar cualquier planteamiento.

5.BM: Hablando un poco sobre “LA LECCIÓN DE PIRITA”, la cual recientemente ganó el Premio municipal al MEJOR TEATRO INFANTIL 2010, me puedes decir ¿por qué escribiste una pieza como ésta?

RB: Cuando escribí “LA LECCIÓN DE PIRITA” apenas tenía 18 años, corría el año 87. En aquel entonces era facilitador de un taller de Teatro para niños de un plan vacacional del Ateneo de Anaco, donde tenia que enseñar a los niños herramientas básicas para el desenvolvimiento escénico dentro del teatro y así culminar el taller con una puesta en escena. Para aquel entonces, era muy difícil conseguir textos para teatro de niños, lo único a la mano eran textos de Aquiles Nazoa. Me vi en la necesidad de inventarme una historia donde los mismos niños del taller me sirvieron de inspiración. Es como una Alicia en el País de las Maravillas, pero a diferencia de esta, Pirita, viaja al mundo de la basura a través de un sueño.


6.BM: ¿Cómo ves el teatro infantil en Venezuela? ¿Vale la pena seguir haciendo teatro para niñas y niños?

RB: Claro que sí. A los niños les encanta el teatro y tanto los directores, escritores, y productores, tienen que estar conscientes de que cuando hacemos teatro para niños, estamos educando y sensibilizando a las futuras generaciones, por eso es importante, en tener conciencia de que los textos deben tener un trasfondo educativo y reflexivo. El teatro infantil en Venezuela ha estado y seguirá muy bien, es sorprendente lo que en todo el país se está haciendo en materia de teatro para niños. Definitivamente en Venezuela hay un gran potencial, lo único que hace falta es una mayor difusión, para que estos esfuerzos, de muchos artistas, lleguen a la mayor cantidad de niños posibles.

7.BM: Dime cómo te ves proyectado dentro de unos años como teatrero.

RB: Aunque tú no lo creas, como el titiritero mas importante del país y de Latinoamérica. En mi vida, en el mundo del teatro, he escrito obras teatrales, actuado, dirigido, diseñado escenografías, diseñado vestuarios, pero un buen día descubrí que mi pasión son los títeres y es en lo que actualmente trabajo muy fuerte para ser cada día mejor.

8.BM: ¿Te gustaría agregar algo más?

RB: Me siento inmensamente orgulloso por el gran talento derrochado en la obra “LA LECCIÓN DE PIRITA” que se logró a través de KJC Producciones. Cuando uno como creador ve en escena lo que escribimos es muy satisfactorio, sobre todo cuando el director, de dicha obra, logro comprender la escencia, lo que quiere uno como escritor, mostrar al público y sobre todo cuando se cuenta con un elenco de jóvenes muy profesionales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…