Ir al contenido principal

De Venezuela viene "la salsa"



Foto:Phidias Danilo Escalona, 1933-1985 “El Bigotón”, “El Loco Phidias”, como cariñosamente lo llamaban, nació en la parroquia La Pastora (Caracas, Venezuela) un 05 de Octubre de 1933

En 1981 la periodista Mayra Martínez publica en la revista de La Habana Revolución y Cultura que "...varias versiones sustentan acerca de quién rubricó el crédito de la palabra salsa". El musicólogo Pierre Goldman ha conjeturado que, hasta 1966, el producto no ostentó ese nombre que se debe al locutor Fidias Danilo, quien tenía un programa diario dedicado a la difusión de los géneros afroantillanos, bajo el título de Hora de la salsa, en una emisora de Caracas.

Ahora, al cabo de 40 años de aquel hecho acaecido en Caracas, es el momento de reflexionar. En septiembre de 1977, me encontré con un magazine llamado Resumen, donde se ocupaban del tema de la salsa latina, por considerar el fenómeno un boom de hondas perpectivas.

La reseña se llama: ¿De dónde viene el nombre de la salsa? Y comienza diciendo: "La música llamada "salsa" es un producto directo de las orquestas latino-neoyorkinas de finales del cuarenta y de las décadas de 1950 y 1960." El redactor considera que la música "salsa" es anterior a su nombre y éste en sí describe un estilo que agrupa muchos géneros de música cubana.

Es sabido que el excéntrico disc-jockey Phidias Danilo Escalona mantuvo un programa que él había dado en llamar un tanto exóticamente: La hora del sabor, la salsa y el bembé, programa inspirado en otro suyo anterior llamado Más pachanga.
En 1984 llegó a mis manos un reportaje dedicado a Phidias Danilo Escalona, por la revista Espectáculos, del Diario de Caracas. En el documento se divulga que Phidias Danilo "no se cree el inventor del término salsa, aunque es cierto que sí difundió la palabra dándole el carácter de síntesis de los ritmos caribeños."

Phidias Danilo nació en La Pastora el 5 de octubre de 1933 (casualmente el 5 de octubre de 1963 marca el inicio del pop, debido a la grabación de la canción Love Me Do). No tengo la seguridad si el locutor de la salsa continúa vivo, a estas alturas tendría 73 años.

Comenzó llevándole café y empanadas a los grandes locutores; finalmente el "Negrito de La Pastora", se introduce en la radio como locutor en 1955. Lo preparan para narrar el béisbol. En 1954 pasa a ser asistente de discoteca. "Tuve que aprender de memoria más de cinco mil títulos de discos de música popular. Eran los tiempos de Fajardo y sus Estrellas, Aragón, Sensación, el cha cha chá, el mambo de Pérez Prado."

Phidias Danilo se va introduciendo en la discoteca musical, el Hit Parade. Después entra en Radio Rumbos, hace los programas Festival de las grandes favoritas y Estereorumbos.

Danilo viaja a República Dominicana, regresa en 1962, entra en la Radiodifusora Venezuela, pensaba en la creación de un programa con el corte caribeño. En una comida con asaditos alguien dijo: "Pásame la salsa". "Quedamos como electrocutados" –recuerda Phidias – "y gritamos al unísono: Ese es el nombre. Lo demás fue redondear la idea: La hora de la salsa, el sabor y el bembé."

El programa salsero comenzó al mediodía, en pleno almuerzo, como el programa habanero de Federico Wilkins –y después de Lázaro Sarmiento: Disco Fiesta 98, de Radio Ciudad de La Habana.

Phidias preparó en Caracas su artillería de música tropical, la mayor cantidad de Cuba ¿Dónde si no? Rompió los esquemas de la época y vio así su sueño realizado. Al poco tiempo, el término salsa como palabra resumen de varios ritmos antillanos, estaba en boca de toda la cuenca del Caribe y tal fue la fuerza que pasó a denominar a todos esos géneros en conjunto y es ahí donde comenzó la discusión que todavía se mantiene sobre el término salsa, tan abarcador, echando de lado a los géneros por separado.

En Cuba hay muchos ritmos musicales, históricamente en el exterior, especialmente en EE.UU. se acostumbró llamarle rumba a muchas músicas, después sucedió un poco con el mambo, más adelante con la pachanga y el saqueo nunca ha parado.

No es que nos sintamos "cubacentristas". Sencillamente Cuba se encuentra en el corazón, en el centro del trópico musical, millones de negros arribaron a las Américas, la mayoría residieron en Cuba, utilizados en las plantaciones de caña. Y todos sabemos que el mundo negro africano es la potencia máxima de ritmos del planeta; todo eso se depositó, se enraizó en Cuba –esta palabra (enraizó) es muy importante- En Cuba, a todo esto, hay que añadir que en este país se encontraron hombres y culturas de casi todo el mundo. La Habana era el puerto de donde hacían escala y se reparaban los buques de la armada española que llevaban todas las riquezas saqueadas en América que alimentaron a Europa en su riqueza, de la cual viven todavía. Y para rematar, Cuba es uno de los países más alegres y divertidos del planeta.

El sabio cubano Fernando Ortiz escribe que "no se podrá achacar a petulancia patriótica si un escritor cubano dice que la popular música bailable de Cuba ha tenido desde hace siglos una gran resonancia, así en el Nuevo Mundo como en el Viejo, pues tal hecho es innegable. Cuba tiene una musicalidad nacional genuina y de cosmopólitas valores...Los cubanos hemos exportados con nuestra música más ensoñaciones y deleites que con el tabaco, más dulzuras y energías que con el azúcar. La música afrocubana es fuego, sabrosura y humo; es almíbar, sandunga y alivio; como un ron sonoro que se bebe por los oídos, que en el trato iguala y junta a las gentes y en los sentidos dinamiza la vida".

Para continuar con Phidias Danilo Escalona y el programa radial La hora de la salsa, el espacio se mantuvo tres años. De ahí salió para irse a la emisora La Voz de la Patria, donde su programa se llamó La verdadera hora de la salsa. Después comenzaría una andariega vida de emisora en emisora, animó en el Madison Square Garden de NY, recibió un homenaje en la discoteca Studio Calle 54 de NY.

Después se extrapoló el nombre salsa, fue a parar a New York, con claras raíces cubanas. En esos días ya la compañía de la Fania, de Masucci-Pacheco, venía integrando músicos latinos. En 1977 se produce la película Salsa y se acuña –se registra- el término por la Fania.

La historia del término salsa lo explicó claramente en un artículo publicado en el periódico Granma Internacional del 14 de junio del 2006 (en la web: granma.cu). No es que Cuba haya inventado el término salsa, sino es que la música y las composiciones de Cuba, desde lejanos tiempos llevan el sello de la salsa.

Recordemos: Échale salsita (Ignacio Piñeiro/1929), Más salsa que pescao ) Israel López –Cachao-/1954) Y aquella expresión que hacía Benny Moré, para animar a sus músicos: ¡Salsa!, ¡salsa!, y los cierres que rubricaba con estas palabras: Se acabó la salsa!

En noviembre de 1989, la orquesta NG La Banda, de José Luis Cortés, comenzó en Cuba, el Boom de la salsa cubana – mezclada a la Timba, vale decir a la rumba-, de alta potencia afro. Fue una respuesta a la salsa latina, blanca, hembra, suave. El Gurú de la salsa, Tito Puente, aseguró que, "Si los cubanos, con su música, desembarcan nuevamente en EE.UU., tendremos que volver a la escuelita".

El jefe del emporio de la salsa, Jerry Masucci, en pleno Boom de la salsa cubana expresó en La Habana en 1995 al periodista Omar Vázquez del periódico Granma: "Por lo que he podido ver en esta visita y lo variopinto de nuestro panorama musical actual, considero que está cambiando muy rápidamente. La salsa ha renacido. Hay mucho talento y pienso en una explosión de la música cubana. Sabía que aquí hay músicos de gran valor, quería ver que está pasando, escuchar a los nuevos cantantes, arreglistas e instrumentistas. Hacía siete años que no venía y el mejor lugar para la salsa es éste".

Este propio Masucci contrató compositores, orquestas como Dan Den y la banda de Issac Delgado. El Boom cubano propició reunir al Team Cuba, impuso el Record Guinness de El son más largo del mundo. La salsa cubana invadió al mundo, ahora, en el siglo XXI, Juan Formell con Los Van Van, andan por el quinto continente: Australia y llegarán hasta la Muralla China, para hacer bailar a los chinitos. La salsa no muere, el empresario salsero, Ralph Mercado lo ha dicho, "Escucharemos la salsa hasta en la luna".

Tomado de: wwww.salsapower.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…