Ir al contenido principal

¿Quién es García?

"Yo soy García" vuelve a TEATREX

“Una comedia decente en un mundo indecente” es la premisa de esta singular pieza que con frescura y un humor sumamente inteligente nos enfrenta con las ironías de la sociedad actual.
ü "Yo soy García" fue la obra de graduación de la XVIII Promoción del Taller Nacional de Teatro y se presentó durante una temporada en la sala Rajatabla el pasado mes de marzo. Debido a su éxito vuelve nuevamente a escena, pero esta vez en el ya concurrido Teatrex de El Hatillo.

Durante tres lunes consecutivos -a partir del lunes 19 de octubre y hasta el lunes 02 de noviembre- se presentará en TEATREX, la divertida comedia: Yo soy García, una adaptación libre de la XVIII Promoción del Taller Nacional de Teatro de la Fundación Rajatabla sobre la obra Rebeldías Posibles escrita por Luis García-Aráus y Javier García Yagüe. Germán Mendieta, reconocido actor y director del teatro venezolano, dirige la pieza en la que jóvenes y adultos se sentirán en más de un momento identificados.

"Yo soy García" es una historia contemporánea que nos habla de alguien decente en un mundo indecente. Es la fábula de un mundo inmerso en la resignación -donde estamos acostumbrados a los abusos, a los malos tratos, a la mediocridad- pero en el que a pesar de todo ese inmovilismo que nos rodea siempre hay espacio para decir "Basta Ya". Una fantástica ironía de la vida actual en la que los personajes despiertan y deciden cambiar sus accidentadas vidas.
García es un hombre muy normal que un día decide no resignarse ante la burocracia del sistema. Así, decide enfrentarse a su compañía de teléfonos y después de intentarlo por todos los medios a su alcance, reclamarle por vía judicial la devolución de un redondeo injusto que le costó 28 céntimos en una de sus facturas.

Este pequeño gesto de García y lo insignificante de su reclamo le ocasiona la incomprensión de una sociedad acostumbrada a tolerar inevitablemente toda clase de abusos pero, por otro lado, alrededor suyo se va formando un extraño grupo de personajes que lo toman como ejemplo para tratar de resolver sus propios problemas: Carmen, una chica damnificada que no consigue cooperación ni de su constructora, ni de los organismos públicos, ni de la comunidad; Pedro, un viudo cuya hija padece anorexia y que se frustra cada vez más con la deficiencia de la atención hospitalaria y Luis, un pobre hombre que quiere apostatar para tratar de librarse de las angustias que su represiva educación religiosa le ha causado.

Participan en el montaje: Mariana Calderón, Carlos Alberto Núñez, Jhonny Torres, Yuleima Mata, Julio Rodríguez Dos Ramoz y Wilfredo Argüello, acompañados de los actores invitados: Emilshen Acevedo y Luis Villegas.
Las presentaciones serán los lunes 19 , 26 de octubre y el 2 de noviembre a las 9:00 pm en Teatrex. (Centro Comercial Paseo El Hatillo).
Entrada General Bs. 50,00

Prensa:

Lic. Mariana Calderón
Comunicadora Social
Móvil: 0412-5931567.
Correo electrónico: prensamarianac@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…