Ir al contenido principal

CARACAS EN 5 ACTOS




AUTOR: INES MUÑOZ AGUIRRE

I ACTO
AMANECE


Unos hilos rojos se dibujan sobre el nítido perfil de la montaña, que parece desprenderse después de haber sido dibujada. Su imagen imponente domina el valle que se abre a sus pies, rindiéndole un culto eterno. La luz se abre paso entre la mole vegetal para enamorar el cemento que parece surgido de sus propias entrañas, apoderándose de todo el espacio. Mientras, a través de sus diminutas ventanas multiplicadas por cientos, por miles, por millones, se resquebrajan los sueños aterrados, ante el retumbar del despertador en las paredes. De entre las sombras y el corcet de cabillas despierta la vida. Como un rumor que se cuela a través de las alcantarillas que a esa hora huelen por igual a miseria y a café recién colado.

II ACTO
LA MAÑANA


Retumba el sonido sobre el pavimento. Los pies ya no dan para más. Se inicia una carrera sin cuenta regresiva por el Metro, el carro, el autobús, el rojo del semáforo y el reloj que avanza sin compasión, ha dejado las sombras abandonadas en cualquier rincón. Se cierran unas puertas, se abren otras. Como un péndulo se suspende la vida en un suspiro en el que se entremezclan los sueños y deseos agolpados. Se tropiezan y se desconocen. La lucha entre el deber y la poesía de la vida se debate en las esquinas. Y aunque todos desean soñar no pueden percibir el deseo del otro. A pesar de la carrera por la orilla de la acera normalmente fracturada, empieza a sucumbir ante el gris del smog cualquier frase que se haya acuñado al abrir los ojos.


III ACTO
EL MEDIODIA


Como una lanza sus destellos desilachados se perpetuan en el norte y en el sur, en el este y el oeste. Juega a ser verano para beberse las sombras impertinentes de los edificios sobre el pavimento de las calles. Serán las doce cuando preñe los colores de luz, con el firme deseo de destronar el gris de las ciudades tristes y ella se entrega toda, para desnudarse nuevamente a pesar de los graffitis y las rejas que atrapan su espirítu impertinente. No se acepta abandonada por los hombres que la han pretendido, por eso esta ciudad se rebela en sus mosaicos rotos, circundada por los cinturones de miseria que la ahogan. Coquetea a ratos sin saber de donde viene ese sol que se empeña en distinguirla, a pesar de que a veces la ignoramos.


IV ACTO
LA TARDE





Cuando la melancolía se apodera de las luces que luchan por distinguirse en la hora nona, el corneteo y la basura hacen sus estragos. Hay quienes pensamos en lo bueno que sería llevar una cafetera en el carro para matizar el gesto detenido en los sinsabores de la autopista. Las páginas que repiten cada día lo mismo desde hace tantos años, se quedan atrapadas en los kioskos , nos hemos vuelto impenitentes. Y haciendo el recuento del día transcurrido no encontramos nada nuevo, habiendo tanto en nosotros mismos. Los hijos de la ciudad se han uniformado, mientras vemos como un motorizado se escapa con la cartera del vecino y los cedros y las acacias luchan por sobrevivir.

V ACTO
LA NOCHE


Finalmente, se quedó suspendido en el aire el deseo de prolongarse más allá de las horas y la noche lanza despiadadamente el negro de su traje sobre calles y avenidas. Esta ciudad en que las luces estallan como que si fueran cocuyos a punto de alzarse es capaz de conquistarte en medio de sus guiños. ¿Cuántas historias se escriben detrás de las ventanas?¿Cuantas palabras se han quedado atrapadas en las alcantarillas o víctimas de los huecos de las calles? Las sirenas se han vuelto un lamento impenitente que escribe la historia de los fines de semana. Pero la montaña vuelve a ser esa sombra majestuosa que todo lo puede enamorada, como estamos todos, enamorados de la luna.

Comentarios

Atmosforests ha dicho que…
Restauraciòn de la Catedral de la Diosa Maria Lionza: Detener la destrucciòn de las Selvas autòctonas y efectuar la Reforestaciòn con la flora tipica de cada zona, no representan una Ideologia; simplemente constituyen una Necesidad Vital y una prioridad absoluta. LAS SELVAS AUTOCTONAS, con el apoyo de el sol, constituyen el único sistema natural, fruto de la creación, capaz de ajustar y mantener el equilibrio de la atmósfera, del clima, del efecto invernadero, del Oxígeno, del Ozono, del ADN General, de la regeneración del agua ( H2O ) y la absorción del dióxido de carbono (CO2). Visitar http://www.myspace.com/atmosforests
Atmosforests ha dicho que…
Restauraciòn de la Catedral de la Diosa Maria Lionza: Detener la destrucciòn de las Selvas autòctonas y efectuar la Reforestaciòn con la flora tipica de cada zona, no representan una Ideologia; simplemente constituyen una Necesidad Vital y una prioridad absoluta. LAS SELVAS AUTOCTONAS, con el apoyo de el sol, constituyen el único sistema natural, fruto de la creación, capaz de ajustar y mantener el equilibrio de la atmósfera, del clima, del efecto invernadero, del Oxígeno, del Ozono, del ADN General, de la regeneración del agua ( H2O ) y la absorción del dióxido de carbono (CO2). Visitar http://www.myspace.com/atmosforests

Entradas populares de este blog

Cuentos de tío tigre y tío conejo.

PRIMER CUENTO:TIO CONEJO COMIENDO ALMENDRÓN, EN LA SELVA.

Tío conejo sentado en el suelo, golpea unas pepas de almendrón, para sacarle las almendras y comérselas. Cuando de repente se aproxima por detrás tío tigre y exclama con voz ronca y fuerte: Ajá! tío conejo, así te quería conseguir. Te dije que me la ibas a pagar, por tantas travesuras que me has hecho. Ahora si es verdad que nadie te va a salvar. Hoy serás mí almuerzo! Te voy a comer!

TIO CONEJO SORPRENDIDO

Tío conejo se levanta sorprendido, pero de inmediato piensa como va librarse de esta situación tan comprometedora. Y con su acostumbrada picardía exclama: Caramba, tío tigre, usted va desperdiciar la oportunidad de comerse un manjar tan exquisito, por comerse este pobre y famélico conejo. Intrigado tío tigre exclama con cierta elocuencia:¿ A qué manjar te refieres? ! Contéstame! antes que clave mis colmillos sobre tu cuerpo: Tío conejo responde, señalando hacia el suelo: A estos sabrosos almendros. Tan sólo tienes que golpea…

¿Los analfabetas o analfabetos?

En nuestra literatura oficial y pedagógica es frecuente hablar de los analfabetas. No es raro que se diga" Ese profesor es un analfabeta", lo cual parece una "contradictio in terminis", y en realidad no siempre lo es. En 1907 escribía Manuel Díaz Rodríguez en carta a Gil Fortoul (Entre las colinas en flor) : "Pizarro, analfabeta"... Y en 1909 Rómulo Gallegos ( Una posición en la vida): " nuestros analfabetas preceptores".
El mismo uso de analfabeta en masculino se ha señalado en Colombia, México, Guatemala, Nicaragua, Puerto Rico, Cuba, Perú, Chile, etc. Pero en el castellano general se dice: " Juan es un analfabeto"; María es una analfabeta". El latín tardío formó, con raíces griegas, la palabra analphabetus para designar al que no conocía ni las letras: De ahí el analfabeto moderno, documentado en castellano ya en 1609. ¿ Cómo se explica entonces esa difundida forma en -a para el masculino?
Sanín Cano, en la Revista de Indias de 1…

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Las diez grandes mentiras del teatro infantil

Armando Carías

Mentira nº 1: “El niño es un espectador muy exigente”.

Si esto fuera verdad, no tendríamos que estárselo disputando al monstruo televisivo, al cine basura y al teatro infantil farandulero. Nuestros niños y niñas están tan alienados como los adultos que conforman su entorno y obedecen a los mismos códigos de la superficialidad y el mal gusto que han aprendido de los medios de
comunicación de masas. Suele señalarse, como argumento que refuerza esta mentira, el hecho de que el niño, en su sinceridad, se desconecta y hasta sabotea un espectáculo que no “lo atrapa”, indicativo-según parece-de su “alto nivel de exigencia como espectador”.
Creo que se confunde “exigencia” y sentido crítico con simple fastidio. El que un niño no “se conecte” con lo que sucede en la escena, no necesariamente es reflejo de su capacidad de discernimiento ni de la evaluación consciente de lo que pueda estar presenciando.
De hecho, con frecuencia somos te…