Caracas y sus esquinas



La esquina del Conde.

Los cronistas dicen con justa razón que la esquina del Conde debía llamarse en propiedad de Los Condes, pues frente a la casa solariega del conde de San Javier estaba situada la del Conde de la Granja (…)

(En la del Conde de San Javier), antes de su total destrucción, estuvo ubicada la Imprenta Nacional, después El Eco Venezolano y por último El Nuevo Diario, órgano de la dictadura gomecista. En aquella casona se instaló la Junta Suprema de Caracas el 20 de abril de 1810, y un año más tarde, 1811, se congregaron en sus salones los diputados del primer Congreso de Venezuela.

Refieren algunos que cuando Samuel Darío Maldonado andaba por las calles de Caracas persiguiendo los platanales y destruyendo los árboles, un día llegó hasta la vieja casona del Conde de San Javier en compañía de don Pedro Emilio Coll, empeñado en hacerle ver una figura que decía se desprendía de las escaleras hacia el corredor.

“Míralo, Pedro Emilio, allí viene el Conde de San Javier con su peluca blanca, sus zapatillas de tacón, su espada de empuñadura de plata…Viene hacia nosotros… Mira las luces… Allí, en la escalera” Don Pedro Emilio, con su habitual calma, responde: “tranquilízate, Darío, que no son sino imaginaciones tuyas, el Conde está muerto y enterrado hace más de dos siglos allí, en la capilla de la Catedral…”

Pero no fue posible quitarle la idea de la cabeza, y continuaba “viendo” al Conde bajar las escaleras armado de su espada de empuñadura de plata.


Carmen Clemente Travieso
Las esquinas de Caracas

(es de acotar que la foto fue sacada de Internet con un fin netamente divulgativo sin que por ello se reciba ninguna remuneración)

Comentarios

Entradas populares