Del libro A ORILLAS DEL PENSAMIENTO

BANDIDO (1996)
por Bruno Mateo

Hermosa vestida de piel
entre el verdor me extasío.

Son esos labios,
tal vez dulces de miel
los toco en mis sueños vacíos.

Eres libre como la hoja caída al descuido
no hay bribón atrevido que no tema morir
tu oscuro cuerpo me abre el sendero.

El agua
espejo derretido
adorna tu color
mi pie comienza a sangrar por la punta de un guijarro
ahonda un canal
mis esperanzas nadan.

¡Tiemblo!
No soy de hombre
soy de papel
mi cuerpo no se mueve
mis ojos se ciegan
persigo tu imagen;
¡El Silfo fisgón!
Su sonrisa sádica me incita a pelear.

Hermosa vestida de piel
entre el verdor me extasío.

Los árboles traviesos me abren el camino
parezco un insecto volando escondido
a orilla de ella.

Me regreso bandido.

Comentarios

ADMD ha dicho que…
Interesante poema. Me agrada tu estilo y la diversidad de tus letras.

Felicitaciones.
bruno mateo ha dicho que…
muchas gracias admd