Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

Iquidpo o la laguna de la mujer chigüire

por Bruno Mateo

Las noches de las sabanas en los Llanos venezolanos siempre se iluminan por las estrellas que como lienzo mágico se pegan del firmamento. El aire que se respira y se siente en el ambiente es un poco húmedo y caliente. Las piedras, los árboles, los pequeños matorrales se dibujan gracias a la luz platinada que envuelve el espacio. Las sombras que figuran a lo lejos son espectros que parecen buscar el camino para su salvación. Tal vez, asemejan a una legión de seres fantásticos. Los ruidos y aullidos de los animales nocturnos en las planicies llaneras se confunden con una orquesta sincronizada de sonidos: Sinfonía de las llanuras.

Dicen, que existe un camino que conduce a una laguna. Un lugar maravilloso que seduce a todo aquél caminante que se atreva a cruzar por las noches la tierra árida de la llanada. Hay campesinos que cuentan que han logrado ver ciertos personajes que aparecen y desaparecen a su antojo. La noche es un lapso para descansar. Acaso la luna y las estre…

El canto del Caribe

por Bruno Mateo


Y las aguas dejaron de circular...

Los habitantes del Mar Caribe acudieron solícitamente al llamado de Madre Perla, reina del lugar. Cada miembro asistente a la reunión, albergaba en su corazón, un extraño estremecimiento por la noticia aún desconocida por todos. Las emociones del Delfín temblaban. El Caballito de mar relinchaba inquieto. El Pulpo no sabía qué hacer con sus tentáculos. El Erizo torpemente se pinchaba a sí mismo. El ambiente estaba inundado de un llanto salado de alegría. Madre Perla, majestuosamente, pidió calma a la concurrencia, ya que su anuncio, estaba segura, sería motivo de mucha alegría. ¿Cuál es esa maravillosa noticia? Preguntó irónica la Morena. Fue entonces y cual conjuro, cuando el fondo del mar se abrió, para dejar escapar los más bellos colores y placenteros sonidos que se hubieran escuchado en el Reino. La nutrida reunión fue arropada por una ensoñación ondulante. El asombro creció todavía más, apareció el protagonista de aquella conmoci…

Yo me voy con el muerto de rumba

por Oscar Perdomo Marín

Yo me voy con el muerto de rumba. Me está esperando solitario y frío. Padece una vieja tristeza y ya nadie cree en la alcancía que dejo tapiada en el baño de la casa donde vivió hace un montón de años. Por más que el tipo se empeña en asustar, los carajitos lo cambian por la tele y él me dice que eso lo deprime y que además, los malandros hace tiempo que le quitaron el puesto. “El tema” –me confió- “es que esos bichos matan y yo ni siquiera soy capaz de provocar el más leve rasguño a nadie cuando salgo después de media noche. Los chamos me perdieron el miedo y ya la eternidad que antes era mi orgullo, ahora me resulta aburrida y ni siquiera puedo suicidarme…pero qué digo media noche, me quitaron el privilegio de disfrutarla. Tanta gente que me conjuraba y con cruces me gritaban: Vade retro, ahora se burla de mí y lo peor: me ignora. Agrégale a eso, que algunos “limpian” los lugares donde de vez en cuando me hago sentir; riegan unas aguas apestosas porque me prod…

LA VENTANA.

por Bruno Mateo

Desde aquí se puede ver el puerto, dijo a su hermana. Las luces en los cerros daban una sensación franciscana. Las chicharras en los pocos árboles rompieron a llorar. ¡No me gustan! Seguro va a llover, dijo la mujer. Olía a arepa quemada. La lluvia comenzó a taladrar el techo de zinc. Te lo dije, esas bichas son pavosas, reiteró, mientras buscaba algo en la pequeña mesa al lado de su cama. ¿No has visto...?. Su hermana le dio dos pastillas con un poco de agua. La ventana avistaba todo el paisaje. El hermoso mar de la Guaira. Los techos como toboganes por donde se desliza el aguacero. Las voces que gritan desde las casas acaso cercanas y esa luz rosácea que inunda el espacio de las dos hermanas. ¡Cierra la cortina! ¡El sol me quema!, gritó la mujer acostada. Afuera, el ruido del barrio. Adentro, el silencio. La cortina se cerró. El aire salino invade cada rincón del espacio oscuro. La radio siempre encendida. Los gritos de las chicharras en su último esfuerzo. Pronto, l…

public-ARTE: "teatro infantil "oct. 2010

Reseña del Grupo

El Grupo “ Pandilla Teatro “ ,anteriormente llamado “Varilla y su Pandilla”, nace el 21 de Junio de 1996, con la necesidad de crear nuevas propuestas dentro del maravilloso mundo del entretenimiento, bajo la dirección de su fundador Rolando Bohórquez (+) quien siempre buscó enseñar a través de la diversión a pequeños y grandes.

Esta agrupación, una de la más destacada dentro del espectáculo, ha roto con todos los esquemas de las propuestas tradicionales con sus espectáculos. El Grupo está formado por actores; todos con una destacada trayectoria y formación en el campo del movimiento artístico y teatral.

Pandilla Teatro continua con ese mismo entusiasmo que lo hizo aparecer en el espacio teatral, mostrando en el escenario el mundo mágico de sus espectáculos tanto infantiles como de adultos. Esta agrupación es dirigida por el actor y licenciado en artes de la UCV Aníbal Figueroa. Actualmente cuenta entre sus filas con los actores y actrices: Reynaldo Rivas, Jenn…