Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

El rey Midas

Midas era rey de Macedonia. Una mañana, en los jardines de su palacio, apareció un viejo sátiro borracho. Midas pidió que lo llevaran ante su presencia para darle un escarmiento, pero resultó que el sátiro era Sileno, tutor de Dioniso.

Sileno narró muchas historias sobre sus viajes a la india, ganándose así al rey, que le hospedó en su casa.

Transcurridos cinco días Midas devolvió a Sileno a Dioniso. Este, como muestra de gratitud, ofreció a Midas cumplir cualquier deseo que pidiera. Midas escogió transformar en oro todo lo que tocara. Dioniso cumplió la petición.

Midas convertía todo en oro, las plantas, los animales... hasta que tocó a su hija.

Los alimentos y la bebida se transformaban en oro al intentar ingerirlos, de forma que casi muere de inanición.

Midas imploró a Dioniso que le librara de esa maldición. El dios aceptó y le dijo que volvería a la normalidad lavándose en el río Pactolo.

En una ocasión Apolo y un pastor de Frigia, Marsias, se retaron a un duelo musical, Apolo con la l…